Mula, una ciudad por descubrir

Posee una bella sucesión de casas blasonadas, iglesias, palacios y monasterios

02.01.2013 | 01:43
Mula, una ciudad por descubrir
Mula, una ciudad por descubrir

­Mula es una ciudad que da la bienvenida al visitante con su impresionante castillo, mostrándose esplendorosa y rebosante de encanto. Mientras pasea por sus calles, el turista imagina todo lo que pudo haber ocurrido en ellas, llenas de atractivos y de historia. Los numerosos vestigios arqueológicos hablan de la importancia de este municipio a lo largo de la historia. El Abrigo del Milano, junto a de Cejo Cortao, es el abrigo con pinturas rupestres más importante de Mula, el cual se situó en uno de los entornos naturales más ricos de la Región. Todavía se pueden apreciar una serie de figuras de color rojo, como por ejemplo un hombre con arco, cuadrúpedos y otras formas con motivos de tipo esquemático. Además, varios enterramientos, que no corresponde al periodo en que se hicieron las pinturas, fueron localizados en uno de los abrigos. El que se encuentra junto a la margen derecha del Río Mula, en las postrimerías de la localidad de Bullas, ha sido incluido, en el Itinerario Cultural Caminos de Arte Rupestre Prehistórico junto a otros yacimientos rupestres del resto de España, y de otros países europeos como Francia.

Pero sin duda uno de los yacimientos arqueológicos más importantes y reconocidos de Mula, es el de El Cigarralejo, declarado Bien de Interés Cultural (BIC). El yacimiento, descubierto por casualidad por Emeterio Cuadrado Díaz, ingeniero de caminos, está fechado entre los siglos IV al I antes de Cristo. Esta maravilla arqueológica consta de santuario, poblado y necrópolis. De esta último son las piezas que se encuentran en el museo monográfico de El Cigarralero. 547 tumbas fueron excavadas durante 40 años por Cuadrado, quien donó los ajuares encontrados en esas tumbas, con la condición de que fueran expuestas en Mula. El museo se encuentra emplazado en el antiguo palacio de los Marqueses de Menahermosa, en el casco antiguo. Un impresionante palacete del siglo XVIII. Su tipología es fiel a las construcciones señoriales del barroco en la comarca. Recientemente se ha ampliado las salas de exposición para exhibir los exvotos de los caballos encontrados en el santuario.

Siguiendo el paso de la historia tan presente en esta localidad, el visitante encuentra, no muy lejos de los restos arqueológicos de El Cigarralero, otro importante vestigio histórico, Villaricos. Este yacimiento romano, que se encuentra en la margen izquierda del Río Mula, es una villa que se desarrollo en torno a un gran núcleo central y a otras construcciones más o menos dispersas destinadas a las tareas propias de estos establecimientos relacionados habitualmente con trabajos agropecuarios. En la villa, que lleva excavándose desde los años 80, se han encontrado varios mosaicos y una almazara. Todo este conjunto arqueológico podrá verse en próximas fechas, ya que el ayuntamiento de Mula, ha musealizado parte de las excavaciones.

Recorrido monumental
El casto antiguo de Mula, declarado Conjunto Histórico Artístico de carácter Nacional, está jalonado de impresionantes edificios religiosos, públicos y privados. La ermita del Carmen, de la que se cree que se sitúa sobre una antigua mezquita, fue consagrada como iglesia por el Infante Alfonso X tras la reconquista cristiana. En 1605 la titularidad del templo pasó a la Virgen del Carmen. De la época de la Edad Media y del Renacimiento se conserva solamente la torre de arcos apuntados. El resto de las obras que se acometieron a partir de 1713 sirvieron para adaptar la estética al estilo barroco que ha llegado hasta hoy.

La iglesia de Santo Domingo es el más antiguo de los templos parroquiales, y al igual que la ermita del Carmen, se cree que está asentada sobre una antigua mezquita. De su época renacentista se conserva su planta de aspecto basilical, con una sola nave, capillas laterales, coro y cabecera poligonal y fachada de arco de triunfo, además de las columnas de algunas capilla o las nervaduras de la entrada. A los pies de la iglesia se encuentra la capilla del Rosario, con su propio altar, que fue costeada por el marqués de los Vélez.

La iglesia de San Miguel se empezó a construir alrededor de 1560. Sufrió varias remodelaciones que configuran su aspecto actual, como el esbelto campanario y una sencilla portada hecha en mármol de Cehegín. En el interior predomina el estilo barroco. Su planta de cruz latina, tres capillas a cada lado de la nave central, crucero con una esbelta cúpula sobre pechinas y un templete en el altar mayor. En sucesivas restauraciones llevadas a cabo en el interior de la iglesia se han descubierto importantes restos, como la cripta perteneciente al Marquesado de los Vélez, fechada en el siglo XVI, o como las pinturas murales encontradas en el altar mayor, justo detrás del templete.

El Real Convento de la Encarnación se construyó en un recinto ya consagrado alrededor de 1680, donde se encontraba la ermita de nuestra Señora de los Olmos, de la que sólo se conserva el campanario. El convento, perteneciente a las religiosas Descalzas Reales de Madrid, es una construcción al más puro estilo barroco en tres naves y planta de cruz latina. Al igual que los anteriormente templos mencionados, el convento conserva en su interior algunos secretos. Tras una última restauración se hallaron restos humanos, que tras una ardua investigación se comprobó que pertenecían a Fray Pedro de Jesús, o más conocido como Fray Pedro Botía, consejero de Don Juan de Austria y personaje que según la tradición, fue a quien se le apareció el Niño Jesús.

MUSEOS
La mejor colección mundial de arqueología íbera
Mula tiene un importante número de museos y colecciones que merece la pena ver. Así, el museo monográfico de arte ibérico de ´El Cigarralejo´ alberga una colección de ajuares funerarios ibéricos de gran importancia y le hace merecedor de ser la mejor de las colecciones de arqueología íbera a nivel mundial. El museo de arte de San Miguel, con una colección de pintura desde los siglos XVI al XX está situada en las dependencias de la parroquia. La fundación Casa Pintada ofrece un recorrido por la producción del artista muleño Cristóbal Gabarrón y organiza diferentes exposiciones temporales.

Un paseo por la villa en bicicleta
Los visitantes disponen también de un servicio gratuito de préstamo de bicicletas para conocer los rincones del municipio o dar un paseo por la vía verde y los alrededores. Sólo es necesario identificarse en la concejalía de Medio Ambiente para poder utilizar este servicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine