Murcia y su Feria

La Feria de septiembre marca el ritmo

La ciudad da la bienvenida al otoño con atracciones de vértigo, cocina típica, desfiles, toros y música

02.01.2013 | 00:43
La Feria de septiembre marca el ritmo

Velas, flores, túnicas, color, música, fervor y arte, mucho arte. La Semana Santa de Murcia es singular y diferente a las demás. Sus procesiones sorprenden por su puesta en escena y, sobre todo, por los pasos que sacan a la calle, auténticos tesoros artísticos que las cofradías conservan con celo en museos e iglesias.

La fiesta de mayor tradición en Murcia es la Feria de Septiembre, concedida por el rey Alfonso X el Sabio en 1266. Aunque en su origen tenía un carácter puramente comercial, poco a poco fue incorporando nuevas actividades. En la actualidad se compone de manifestaciones festivas tan diferentes como las atracciones feriales, la Feria Taurina, la Feria del Ganado, la Fiesta de Moros y Cristianos, el Certamen de Tunas, el Festival Internacional de Folclore en el Mediterráneo y la gran romería popular que acompaña a la Virgen de la Fuensanta, patrona de la ciudad, a su santuario del monte.
Los grupos de Moros y Cristianos montan campamentos y desfilan por la ciudad con sus huestes. Con ellos se rememora la fundación de Murcia por los árabes y la conquista de la ciudad por Alfonso X el Sabio. Sus llamativos atuendos, junto con la pólvora y la música, ponen una nota de colorido histórico a la Feria. En el Certamen de Tunas, cuya primera edición data de 1988, compiten estudiantinas llegadas desde todos los puntos de la geografía nacional y de fuera de España. Además, con el Festival de Folclore en el Mediterráneo, Murcia se transforma en un escaparate de las tradiciones y culturas de distintos países y propicia la convivencia entre los pueblos.
Por su parte, la Feria de Ganado incluye actividades de compraventa y exposición de animales, así como de productos y maquinaria agrícola, demostraciones ecuestres y exhibiciones de adiestramiento canino. Entre sus propuestas destacadas figura el Día del Caballo, con un desfile de carruajes y caballos desde La Azacaya, sede de la muestra, hasta la avenida Alfonso X el Sabio.
Los toros también son insustituibles dentro de la feria septembrina, que reúne a las primeras figuras del toreo en el coso de La Condomina.
Lugar de visita obligada durante las fiestas es el jardín botánico del Malecón, donde las peñas huertanas instalan los Huertos, unas barracas que ofrecen la mejor gastronomía típica murciana. Además, este recinto acoge la Muestra de Vino y Alimentación, en la que se pueden degustar y adquirir productos de empresas murcianas. La Feria es, igualmente, sinónimo de música, ya que cada año llega acompañada de numerosos conciertos en distintos puntos de la ciudad y de citas como el Lemon Pop, todo un referente del indie, el pop y el underground.
El martes siguiente al segundo domingo de septiembre se celebra la multitudinaria romería de la patrona, desde Murcia al Santuario de la Fuente Santa, a unos cinco kilómetros de la capital. A las 7 de la mañana, tras una misa en la Catedral, la Virgen de la Fuensanta recorre las calles de una Murcia abarrotada de fieles que la arropan en la emocionante subida al monte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine