Yecla

Aventuras en la montaña mágica

El Arabí alberga uno de los conjuntos de pintura rupestre más importantes de la Región

02.01.2013 | 00:43
Rocas formadas por la erosión
Rocas formadas por la erosión

­Yecla y todos los municipios que integran la Comarca del Altiplano conforman un gran paraíso natural. Su ‘joya verde’ más apreciada es el monte Arabí, declarado por la Unesco como Bien de Interés Cultural y Patrimonio de la Humanidad. Uno de sus grandes atractivos son los bloques redondeados, cuevas, abrigos y ‘panales’ creados por el efecto de la erosión.
El interés arqueológico de esta zona es indudable. Así, se han hallado pinturas rupestres en las cuevas del Mediodía y Cantos de Visera I y II. También destacan las insculturas denominadas cazoletas y petroglifos, cuyo significado exacto se desconoce. Otro de los aspectos interesantes del Arabí es la abundancia y variada fauna que alberga.
Por el monte pasa un sendero de gran recorrido, el GR7, que procede del Norte de España recorre todo el Levante y atraviesa la comarca. Así, en una zona ideal para los amantes del senderismo, la espeología y el ciclismo.
Al Arabí se le conoce como la montaña mágica por las numerosas leyendas que pesan sobre esta zona.
En el término municipal de Yecla se encuentra el Parque Regional del Carche, con la Sierra de las Pansas, un conjunto montañoso cuyo pico más elevado alcanza los mil metros sobre el nivel del mar. Existe un pequeño manantial y algunas cuevas como la de Jaime el Barbudo, de la que la tradición popular afirma que fue lugar de escondite de este famoso bandolero.
En Yecla también está la Sierra de las Salinas, considerada uno de los ecosistemas forestales más importantes de la comarca del Altiplano. La cumbre de la sierra se conoce como la Capilla del Fraile y cuenta con 1.237 metros de altitud sobre el nivel del mar, lo que lo convierte en el punto más elevado del municipio. Las umbrías, barrancos y cantiles de la sierra, en la parte norte del macizo, constituyen, sin duda, la parte más interesante de la zona, cubierta de un denso bosque de pinos carrascos.

Yacimientos romanos
Por último, cabe destacar otros paisajes singulares, como la Sierra del Serral, con numerosos cantiles, roquedos y peñascos, y la Rambla de Tobarrillas, donde se encuentran yacimientos paleolíticos y romanos. Las peculiares condiciones ambientales de este lugar propician la existencia de numerosas especies, algunas de ellas raras en el resto de la Región. La ardilla es un simpático animal que no resulta difícil de observar, al igual que numerosas especies de anfibios, mamíferos y aves.

ACTIVIDAD ECONÓMICA
Cuna del mueble de calidad
La actividad económica de Yecla es muy intensa, basándose fundamentalmente en la fabricación de muebles, que cuenta con una importante feria dedicada al sector, reconocida a nivel mundial. En la localidad hay más de 400 empresas dedicadas a la fabricación de muebles, auxiliares, tapizados y empresas afines a la madera. En la localidad se encuentra el Centro Tecnológico del Mueble y la madera de la Región.

EN LA COCINA
Delicias de los campesinos
La gastronomía yeclana es otra tentación a la que el visitante no suele oponer excesiva resistencia. Gazpachos, gachasmigas, arroz y conejo de Raspay, empanadas de patata, pelotas de relleno y queso frito con tomate... Son platos que antaño constituían la dieta tradicional del campesino y que hoy llegan a las más opulentas mesas. En marzo la localidad celebra la Ruta de la Tapa, una oportunidad ideal para saborear estas delicias.

FESTEJOS
Pólvora y flores en honor a la Purísima
Yecla celebra en diciembre sus fiestas patronales, en honor a la Purísima Concepción. Están declaradas de Interés Turístico Regional por actos tan singulares como el Beso de la Bandera, la Bajada o la Minerva, en la que se disparan salvas de arcabuz. Otros festejos destacados son la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Regional, y San Isidro, en la que Yecla rememora su tradición agrícola.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine