Oraciones entre partituras

Los miembros de la Coral Ciudad de Cehegín interpretarán por primera vez la Misa de Coronación de Mozart durante la eucaristía en honor a la Virgen

02.01.2013 | 00:43
Oraciones entre partituras
Oraciones entre partituras

­La Coral Ciudad de Cehegín está de estreno. Desde hace más de una década, la agrupación musical es la responsable de cantar la misa en honor a la Virgen de las Maravillas que se celebra cada 10 de septiembre. En los últimos años han elegido para este acto religioso la Misa Solemne de Santa Cecilia, perteneciente al compositor francés Charles Gounod. Sin embargo, este año han decido cambiar de partitura. En esta ocasión sorprenderán al público que se congregará en el santuario de la patrona con una pieza de Wolfgang Amadeus Mozart. Concretamente, se han decantado por la Misa de Coronación, una pieza que, en palabras de Juan Ibernón, «es muy emotiva y solemne».
El presidente del coro adelanta que para interpretar esta obra sacra contarán con las «prodigiosas manos» de Bernardo Amor Sánchez, profesor superior de música en la especialidad de piano. También intervendrán cuatro solistas: una soprano, una contralto, un tenor y un bajo.
El pasado domingo, la sala Camelot acogió el concierto que, desde hace once años, la coral ofrece acompañada de la banda de la Sociedad Musical de Cehegín. «La actuación volvió a ser un éxito», asegura Ibernón. Prueba de ello es que se ocuparon todas las butacas del auditorio. Según el portavoz de la agrupación, el éxito de esta propuesta radica en que «ofrecemos un repertorio muy conocido». «El programa está compuesto por las piezas que más han gustado en años anteriores, aunque siempre añadimos nuevos temas», comenta. Una buena parte del espectáculo estuvo dedicada al género chico. Se escucharon extractos de populares zarzuelas como ´El tambor de granaderos´, ´Los hijos del capitán Grant´, ´Agua, azucarillos y aguardiente´, ´Los Gavilanes´ y ´La del Soto del Parral´, entre otros. También hubo espacio para otros géneros, como las habaneras o la ópera. Se interpretó el ´Nessun dorma´, el aria del acto final de Turandot; la ´Gloria a Egipto´ de Aída y el preludio y la ´Canción del Toreador´ de Carmen.
Tal ha sido el éxito cosechado que las concejalías de Servicios Sociales de Cehegín y Caravaca han solicitado volver a repetir la actuación. Será el próximo 19 de septiembre en el teatro Thuillier de la Ciudad Santa. El dinero recaudado irá destinado a ayudar a las víctimas del devastador terremoto de Haití.
La Coral Ciudad de Cehegín nació en 1999. La integran más de cuarenta personas y desde su fundación ha sido dirigida por Alfonso Gil González. Como coral polifónica interpreta ´a capella´ obras de carácter sacro y profano. También suele estar acompañada al piano por el profesor Bernardo Amor. En colaboración con bandas de música como la de la Sociedad Musical de Cehegín se atreven con otros estilos, como las habaneras, la música folclórica, temas navideños e incluso piezas de bandas sonoras de películas.
Entre los proyectos de la coral, Ibernón señala que «queremos crear cantera». «Vamos por buen camino. Hace dos años creamos un coro infantil compuesto por treinta niños, que actúan durante las fiestas de navidad. Esperamos aumentar su participación en otras actuaciones», comenta. Por otra parte, indica que les gustaría contar con un local propio, que les permita ensayar y almacenar los trofeos y otras propiedades de la agrupación. Por el momento, tienen que conformarse con una sala en la Casa de la Música del municipio.

­Salto al extranjero
Desde sus inicios, la Coral Ciudad de Cehegín ha pretendido que la música, además de para deleitar los oídos, sirva para unir a los pueblos. Prueba de ello es que organiza intercambios con coros de otras localidades españolas. De esta forma, han actuado en Benidorm y Finestrat, en Alicante; San Sebastian de los Reyes (Madrid), Mataró (Barcelona) y Calañas (Huelva). Dentro de la Región de Murcia, mantienen contactos con formaciones de Jumilla, concretamente con la coral Canticorum; Cartagena, Torre Pacheco y Los Alcázares. «Los intercambios son una experiencia muy gratificante. Conoces otros lugares y te relacionas con personas que comparten el mismo entusiasmo por la música», asegura el presidente de la agrupación, Juan Ibernón. La coral ceheginera participó el pasado 19 de junio en el II Encuentro de Corales Villa de Calasparra. «Ahora esperamos que la coral de este municipio nos visite pronto», comenta el presidente.
Por otra parte, anuncia que la Casa de España en Castres, Francia, les ha invitado a cantar en esta localidad los días 4 y 5 de diciembre. «Estamos ilusionados con esta propuesta. Será la primera vez que actuemos fuera de España. Este nuevo proyecto demuestra que nuestra trayectoria va en aumento», afirma Ibernón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine