Tribuna libre

A propósito del caso Juana Rivas

31.08.2017 | 20:43
Juana Rivas

Discrepo por completo de lo manifestado por las Asociaciones Feministas en su escrito presentado ayer ante el Consejo General del Poder Judicial y esto es lo que les he contestado:

1) Una condena de 2009 ni puede ser mencionada, ya que los antecedentes penales están cancelados y el padre no puede ser llamado «maltratador», ello va en contra de nuestra Constitución, y reproducir la sentencia vulnera la LOPD, y además el derecho a la intimidad (también de los menores).

2) Las resoluciones judiciales deben cumplirse ya que si no se comete un delito y los que asesoran que se incumplan o protegen, ayudan y colaboran con los delincuentes se convierten en cómplices, encubridores, cooperadores necesarios...

3) Como Jurista entiendo y aplaudo la investigación (imputación) de Juana Rivas, de la asesora Francisca Granados, que debió abstenerse de asesorar, (ya tenía Juana Rivas una abogada de oficio que lo hacía y seguramente con más acierto), y por supuesto de una psicóloga que trata a los hijos sin el consentimiento paterno, y por supuesto de los familiares que hayan podido colaborar con la que se estaba sustrayendo a la acción de la Justicia y secuestrando a unos menores, impidiéndoles estar con su progenitor paterno. Debería haber acudido a los Tribunales Italianos, que eran los competentes, y no pervertir la competencia judicial. No, Juana Rivas no fue bien asesorada, y ella no debió escuchar a nadie excepto a sus abogados.

4) Son ya 23 años como abogada llevando procedimientos de violencia de género, defendiendo a hombres y mujeres, y puedo comprobar la cantidad de denuncias falsas que se interponen cada día para obtener la competencia de los Juzgados Violencia Sobre la Mujer y acelerar procesos de divorcio y custodia, evitar las custodias compartidas, obtener ayudas económicas o simplemente permisos de residencia para las extranjeras. El uso del Derecho se ha convertido en el abuso del Derecho. Esto es una realidad que quizás no sea políticamente correcta, pero es la que existe en los Juzgados de Violencia Sobre la Mujer, la que vemos ´a pie de calle´.

5) La única manera de luchar por la igualdad es derogar la Ley y las nefastas medidas aprobadas el 28 de julio de 2017, que solo van a provocar la fractura social más importante de nuestro país: entre hombres heterosexuales y mujeres heterosexuales.

Muchos hombres españoles o residentes en España heterosexuales ya se plantean hacerse la vasectomía, congelar su semen y acudir a la gestación subrogada si quieren ser padres y acudir a los servicios de profesionales del sexo para evitar tener contacto alguno con mujeres heterosexuales que pueden interponerles denuncias falsas. Ello es real, y cada día tienen más miedo, miedo a las mujeres, miedo a una denuncia falsa, miedo a un circo mediático y miedo a un sistema judicial que distingue entre hombres heterosexuales, homosexuales y mujeres homosexuales y heterosexuales. Esos hombres heterosexuales tienen hermanas, madres, abuelas, hijas, sobrinas. Cada vez somos más las que tememos por ellos, no puedo apoyaros, lo siento. No solo no os apoyo, sino que lucharé contra esos postulados en los Juzgados, en las redes sociales, siempre con mi palabra y con mis argumentos, que afortunadamente comparten muchos hombres y mujeres: En este país no hay igualdad porque ahora para los hombres heterosexuales no existe la presunción de inocencia. Si una mujer, pareja o ex pareja, le denuncia, le detendrán sin más «por si acaso», y luego tenemos que leer que un maltratador no puede ser buen padre. Aconsejo a mis clientes que graben 24 horas todo lo que sucede en sus domicilios, que vayan acompañados por notarios a entregas y recogidas de menores, así hemos acreditado que muchas, demasiadas, denuncias son falsas. También aconsejaré a mis clientes mujeres que graben sus conversaciones con ´asesoras´, y si ellas les aconsejan que incumplan las resoluciones judiciales serán denunciadas, como serán denunciados todos los profesionales de Casas de Acogida, Casas de la Dona, o cualquier Institución ( subvencionada por el Ministerio ) que aconsejen incumplir resoluciones judiciales o ir en contra de la ley. Quizás Juana Rivas actuó como actuó y cometió los delitos que cometió porque la Sra. Granados le asesoraba que lo que hacía era lo correcto, si es así debe caer también el peso de la Ley sobre la Sra Granados, y por ello, y para evitar que suceda en el futuro, animo a las mujeres a que graben sus conversaciones, y sus ´asesoramientos´, ya que pueden luego aportarlo al Juzgado y acreditar que ellas actuaron en la confianza de que era lo correcto. Las causas se ganan en los Juzgados, no en la televisión ni en el Parlamento. Es inadmisible que ningún político opine sobre procedimientos judiciales ´sub iudice´ mostrando su ´empatía´ por alguien que está desobedeciendo resoluciones judiciales, máxime cuando hay menores de por medio y ya 4 resoluciones judiciales han otorgado la custodia a un progenitor. Espero que los niños de Francesco y Juana puedan ser felices en Italia, que su madre pueda verles a menudo (por el interés de los menores) y que nunca más nadie interfiera en el trabajo de los abogados, las ´asesoras´ deben permanecer en un segundo plano, ya que su asesoramiento no solo ha sido desafortunado sino que se debe investigar si ha sido delictivo, ya que presuntamente, al menos, existen indicios. Si Juana se hubiera llamado Juan, todos y todas sabemos que el tratamiento mediático, policial y judicial habría sido distinto y eso es inadmisible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine