Ahora vuelvo

Vivan los padres

19.06.2017 | 04:00

Resulta que ahora, igual que sucede con los tocados en las bodas, el 'coaching' está pasado de moda. Como lo leen: no sé qué giro tomarán nuestras existencias a consecuencia de este notición, pero ese método que nos empeñamos en aprender para desarrollar nuestras habilidades, esa panacea, ha sido sobrepasado por el ´mentoring´.

Si la técnica destronada consistía en hacer aflorar las virtudes del aprendiz para que tome decisiones por sí mismo, la nueva escuela abandona la táctica y se decanta por la estrategia o, lo que es más claro, ya no ayuda a encontrar respuestas, sino que las ofrece gracias a la intervención de un experto en la materia, de modo que se aprende de la experiencia de otra persona.

Me van a disculpar los expertos en estas lides pero, a mi juicio, no se escarmienta en carne ajena. Todos estos vaivenes y modas me devuelven a las sabias palabras de nuestros padres y abuelos, que son los mentores más valiosos con los que contamos, y además gratis.
Porque, igual que cada temporada nos brinda la ilusión de una crema hidratante con aloe vera, superada al verano siguiente por la versión 'aceite de oliva plus' o 'chocolate premium', los inventores del arte de vender nos regalan ayudas que, en la mayoría de ocasiones, no necesitamos.

Hablen con sus padres, pídanles consejo. Visítenles quienes tienen la fortuna de poder disfrutar de ellos todavía. Abrácenles y díganles que les quieren: verán que modas o etiquetas no superarán nunca a las buenas costumbres. Ya están tardando.

PD. Yo, que sueño con no leer la prensa para no saber del mundo, me embarco ahora en el negociado de escribir en ella por razones que no se me ocurren. Se admiten sugerencias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine