Por si encaja

Pasión por una reina

11.05.2017 | 00:35
Pasión por una reina

Desvelándome aún entró la señal de la convocatoria de urgencia en Buckingham a todo el personal de la casa de Windsor y me puse como una moto ante la posiblidad de que el sorpresivo movimiento escondiera un auténtico terremoto. Lo que tienen las series. Antes de ver The Crown lo habría pasado por alto en cinco segundos pero, tras beberse uno los avatares del inicio del reinado de Isabel II, de sus conflictos entre la acción privada y la pública, de arreglárselas para sobrevivir heredando parte del magisterio inoculado desde Downing Street por Sir Winston Churchill y de desear al mismo tiempo que el último capítulo no llegase nunca, la curiosidad sobre el anuncio marcó la jornada. Si estará bien hecha la creación de Peter Morgan que hasta arma mejor a la institución de lo que es. Qué vamos a hacerle; el hombre, que se ha dejado llevar.

Mis hermanas y yo, no. Nuestra soberana, que proviene del 23, ha resistido más que la británica, que ya es decir. Muy niña también le arrebataron al padre, pero en esta ocasión de varios disparos. Fue el 17 de julio del 36, enfundado en su terno de Guardia Civil al servicio del Gobierno de la República, por lo que la viuda se quedó al mando de tres criaturas y no solo las sacó adelante como tantas de su quinta, sino que tuvo tiempo de modelar al nieto sin tener que padecer, no obstante, que más tarde se hiciera periodista.

De su padre, la chiquilla jamás olvidó los zapatos relucientes. Relució por sí misma convirtiéndose en mujer trabajadora en los cuarenta y autoprocurándose una mentalidad abierta, transformadora para la época de la que hemos sido beneficiarios. El primer parto le hizo perder pie y algunos quisieron ver en ello un signo de fragilidad, pero ninguno vive para arrepentirse. Lo único que quería de sus hijos es que se formaran y ahora se siente afortunada porque éstos no dejan de estar pendientes y porque, cuando las fuerzas flaquean, los nietos le dan chutes de energía. Sí, da gusto ver a la señora Eloisa convertida en reina sin necesidad de palacios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinion

Busco un ser humano
Busco un ser humano

Busco un ser humano

"Ya lo dijo Pico della Mirándola, el hombre puede ser todas las cosas, puede elevarse hasta las...

Una década decisiva

Una década decisiva

Parece que fuera ayer y han pasado 42 años desde que Franco murió. Los años setenta fueron...

En la Moncloa

En la Moncloa

Más de 155 días después de su toma de posesión, Fernando López Miras logró que Mariano Rajoy le...

Perdidos en la lluvia

Perdidos en la lluvia

Él caminaba bajo la lluvia. Con paso firme y rápido iba sorteando los pequeños charcos de entre...

Toda España pendiente del 21D

Toda España pendiente del 21D

"El separatismo se presenta dividido y la antigua CDC lanza a Puigdemont para evitar el triunfo de...

Todo por quítame allá unas pajas

Todo por quítame allá unas pajas

"Creo que la moral bien entendida obliga a diferenciar entre el pecado y el pecador y, añadiría...

Enlaces recomendados: Premios Cine