Chispazos

Estudios

04.05.2017 | 04:00
Joaquín Sánchez

Me comentaba hace unos días un amigo que quería hacer un máster después de terminar la carrera y que dicho máster duraba dos años y cada año debía pagar 6.000 euros; si sumamos, serían 12.000 euros el total, a quinientos euros cada mes. Hay familias que tienen que sobrevivir con seiscientos euros mensuales de sueldo, y está claro que los estudios se han convertido en un privilegio, no en un derecho, de unos pocos que se los pueden costear. Si a esto le unimos los recortes en las becas, que se cobran con muchos meses de retraso, los estudios se han transformado en una nueva arma de la desigualdad social. Recuperar el derecho a la educación es recuperar una sociedad más justa y humana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinion

¡Bravo por Cruz Roja Murcia!
¡Bravo por Cruz Roja Murcia!

¡Bravo por Cruz Roja Murcia!

El pasado fin de semana la Región de Murcia vivió una situación sin precedentes, con la llegada de...

El cupo, el adoctrinamiento y la poca vergüenza

El cupo, el adoctrinamiento y la poca vergüenza

Esta semana han tenido lugar en el Congreso dos debates que explican muy bien lo que nos ha pasado...

Calblanque, turismo sostenible

Calblanque, turismo sostenible

Estoy convencido de que el turismo sostenible es una forma de actividad turística que tiene, y...

De Gila al caganer

De Gila al caganer

Cuando algo sale mal, buscamos culpables. Aquello de Gila de que «alguien ha matado a alguien»...

Exceptio veritatis

Exceptio veritatis

Ay, qué bonito es el latín. Y pensar que mentes pensantes españolas e iberoamericanas en un...

Sexualizar a la mujer

Sexualizar a la mujer

Aunque ha habido considerables avances en las últimas décadas, no hace falta decir que en las...

Enlaces recomendados: Premios Cine