Chispazos

Con el pie cambiado

01.12.2016 | 04:00

En ocasiones (a todos nos ha pasado) puede que un imprevisto, o no, te pille con el pie cambiado. Son esos momentos en que lo que sale de tu boca no se parece en nada a lo que realmente quieres expresar o debes. Es cuando te sube un cierto calor desde la curcusilla hacia la espalda alta, te envuelve el cuello y te explotan las mejillas. Pero ya no hay vuelta atrás. Lo dicho queda y cuidado si decides rectificar; es peor. Entonces es cuando se te seca la lengua y tus ojos, en vez de mirar a los de quien tienes frente a ti, divagan por los rincones de la habitación como si buscaran el mosquito que te ha dado la siesta. ¿A quién no le ha pasado? Pues ya está, eso es lo que pasó hace días cuando un periodista intensificaba sus preguntas sobre el estado judicial de PAS a la consejera Portavoz del Gobierno. Eso es, y ya esta. Así lo veo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinion

La soledad del maestro
La soledad del maestro

La soledad del maestro

La de maestro, es, sin duda una de las profesiones más hermosas y peor pagadas que existen, a...

Un viaje de máximo riesgo

Un viaje de máximo riesgo

Un hijo emprende viaje a uno de esos destinos que, nada más enterarte de la novedad, te echas a...

Por qué dimitirá

Por qué dimitirá

La política no es una ciencia exacta y eso impide prever el curso preciso de los acontecimientos....

Educación de adultos

Educación de adultos

Corre la voz de alerta ante un plan de ajuste en la educación de adultos. Se rumorea que puede...

La corrupción no puede ser perdonada

Y no puede serla, como afirma el papa Francisco, porque no es un acto, sino una condición, un...

Buscando al capitán Nemo

Buscando al capitán Nemo

Una de las señales del cambio generacional es la pérdida de las referencias existenciales;...

Enlaces recomendados: Premios Cine