Buenos días

Sigan, sigan

18.10.2016 | 04:00
Sigan, sigan

Muchos niños sueñan con ser futbolistas y marcar el gol de la victoria en un partido decisivo. Otros se conforman con ser porteros para, al menos, como le pedía Di Stefano a un portero que tenía cuando entrenó al Valencia, «no meter dentro las que se vayan fuera». A mí, en cambio, me hubiera gustado mucho ser árbitro, pero nunca di el paso porque llevo muy mal lo de que me menten a la madre y a los difuntos. Quería llevar el pito por dos motivos. Primero, para darme el gustazo de atracar a mano armada al Barcelona en su propio estadio (y de manera descarada), y también para hacer ese gesto de mandar seguir el juego tras una falta que ha visto todo el mundo excepto tú. No me hace tanta gracia el 'sigan, sigan' que, hablando ya de política, estamos a punto de aplicarle a una gente que, durante años, se ha estado dedicando a inflar el precio de cualquier obra que se hiciera en España para que una tropa de golfos robara a manos llenas y se pegara la vida padre a costa, como siempre, del bolsillo de los demás. Las obscenas confesiones que escuchamos estos días en el juicio del caso Gürtel deberían hacernos reflexionar. Pero aquí no pasa nada. Sigan, sigan...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinion

La soledad del maestro
La soledad del maestro

La soledad del maestro

La de maestro, es, sin duda una de las profesiones más hermosas y peor pagadas que existen, a...

Un viaje de máximo riesgo

Un viaje de máximo riesgo

Un hijo emprende viaje a uno de esos destinos que, nada más enterarte de la novedad, te echas a...

Por qué dimitirá

Por qué dimitirá

La política no es una ciencia exacta y eso impide prever el curso preciso de los acontecimientos....

Educación de adultos

Educación de adultos

Corre la voz de alerta ante un plan de ajuste en la educación de adultos. Se rumorea que puede...

La corrupción no puede ser perdonada

Y no puede serla, como afirma el papa Francisco, porque no es un acto, sino una condición, un...

Buscando al capitán Nemo

Buscando al capitán Nemo

Una de las señales del cambio generacional es la pérdida de las referencias existenciales;...

Enlaces recomendados: Premios Cine