Achopijo

Marmenormente

16.10.2016 | 04:00
Yayo Delgado

l Mar Menor como una estación de esquí. Ése era el concepto. Una estación de esquí en la que siempre hay nieve, y en la que siempre se puede hacer deporte. Si en las estaciones de esquí, en temporada, hay diferentes tipos de nieve, en el Mar Menor hay agua todo el año, y según los vientos, hay diferentes deportes que se pueden practicar en las mejores condiciones. Una estación náutica abierta todo el año, con los servicios de una gran zona de veraneo, solo todo el año y las mejores escapadas culturales a menos de una hora€

Una información semanal en los telediarios explicando las condiciones para la semana de la Estación del Mar Menor, para saber qué días tocará iniciación a la vela, el mar tendrá las mejores características para sus rutas en piragua o tendremos lebeche fuerte para que los amantes del kite vuelen entre las islas saltando por encima del horizonte. Los que hemos tenido la suerte de veranear allí y hemos pasado por el Oprimist, el 470, los pequeños Hobbie Cat y dimos el paso a la tablaza de windsurf, cuando Grimanga regalaba una cada semana tirando papeletas desde sus aviones, tenemos la sensación de que el Mar Menor es la escuela de vela perfecta.

Tenemos el lugar y tenemos a muchos profesionales dispuestos para enseñar al mundo a navegar este mar único, cualquier día del año. Hoy son los Mar Menor Games, una iniciativa más que lo tiene todo para darle al Mar Menor el empujón que sigue necesitando para que se le descubra definitivamente como el lugar único para el deporte que es, y que puede ser. Quizás es cuestión de marketing, de darle unidad a un producto gigantesco, en el que no sólo el deporte náutico es su alma. Marmenormente es una forma de hacer las cosas, de entenderlas, de cocinarlas, una actitud ante la vida. Es una marca con valores gigantes para convertirse en referencia, a través del deporte y de una tradición legendaria.

Necesitamos un icono, una película, ya no nos vale aquella de Pajares y Esteso, una serie de adolescentes que hacen kite surf y navegan por el Mar Menor al atardeder€ Necesitamos jugar una temporada en la liga de las estrellas y todos estos Mar Menor Games, nuestro Mar Menor, terminará de salir del caparazón, un caparazón que le ha hecho daño, pero del que puede salir reforzado. Con el Mar Menor en la bandera estamos en el camino. Forfait para uso de velas, piraguas, kite y traslados gratis para deportistas. El Mar Menor es un santuario del deporte acuático, tratémoslo como tal. Larga vida a los Mar Menor Games. Vale.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine