Tribuna

Un buen ejemplo: Reino Unido disminuye el carbón y se adentra más en la energía solar

11.10.2016 | 04:00
Un buen ejemplo: Reino Unido disminuye el carbón y se adentra más en la energía solar

En Europa, las energías renovables llevan el viento a su favor en cola. Casi toda la Región sigue creciendo en potencia instalada y en producción total, siguiendo las directrices emanadas por las Directivas Europeas. Sirva esto para que no se diga siempre que Europa no funciona. Sí que lo está haciendo en este tema y bastante bien. No todo lo que desearíamos, porque luego, país a país, se ven los problemas que han ido apareciendo, unas veces por culpa de la crisis y otras, porque las empresas eléctricas juegan normalmente a dos cartas; una, a poner problemas al desarrollo de las renovables, que no sean las suyas; y otra, a apoyar e invertir en sus propias renovables, para seguir facturándonos a todos los ciudadanos, lo que hasta ahora están haciendo.

La carrera por constituirse en líder de la energía solar en Europa, es muy fuerte. España, estuvo en un principio, casi líder, junto a Alemania, pero la estrategia de cómo hacerlo provocó una 'burbuja' en el posible crecimiento, que dio lugar a una parada casi en seco.

Por otro lado, el autoconsumo, que es uno de los pilares de crecimiento en el resto de los países, ha quedado recientemente penalizado en España con lo que se conoce el 'impuesto al sol', que grava de una manera totalmente injusta el desarrollo de energía solar por particulares con destino a sus propias viviendas, siendo obligados por la citada Ley a seguir pagando a la empresa eléctrica correspondiente un canon por la conexión, que les es necesaria, para aquellos momentos en que no puedan por sí solos, autoabastecerse por sus propios medios.

De ello resulta que el valor de la inversión en energía solar llega a amortizarse en tantos años que no vale la pena, en la mayoría de los casos, de animarse a contar con ella.

Mientras, otros países como Alemania y Reino Unido, cuya población viene por millones de personas a tomar el sol a España, que nos parecen y son países fríos, nublados y húmedos, son los campeones de la energía solar, junto a Francia e Italia.

Reino Unido ha conseguido este año producir más energía solar que energía procedente del carbón. En España, sin embargo, hemos aumentado la energía fósil del carbón. Y no oímos a casi nadie en contra de ello.

Europa dispone ya de más 100 Gigawatios de potencia, de energía solar instalada. Equivale a 100 centrales nucleares.

Vamos por buen camino. Menos en España. Se necesita darle un cambio a la estrategia y a las políticas que apoyen la producción de energía solar. Y son precisamente los particulares un pilar de crecimiento con su autoconsumo, necesario para cumplir los objetivos. Pero sin penalizaciones. Hay que eliminar el impuesto al sol, respetando las amortizaciones necesarias de las grandes instalaciones realizadas por las empresas eléctricas.

Solo me queda una duda respecto a ello: ¿cómo se puede producir energía solar y beneficiarse, sin tener terreno propio? ¿Sólo los agricultores o los poseedores de viviendas, parcelas o naves industriales, tienen derecho a beneficios económicos y a sentirse protagonistas de un cambio de ciclo en la energía?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine