Buenos días

Netflix o plomo

19.09.2016 | 04:00
Netflix o plomo

Dentro de un mes Netflix cumplirá su primer añito en España y no son pocos los amigos y conocidos que, como Jax Teller en Sons of Anarchy, han mostrado su firme voluntad de hacerse ´legales´ y pasar de Series.ly –que en paz descanse– y Pordede para adentrarse en el mundo del Video on Demand. Pero el éxito de la plataforma norteamericana no reside en su catálogo –recordemos que la HBO mantiene sus derechos; y, por tanto, Juego de Tronos– ni en el famoso 4k –lo siento, estoy casi seguro de que la pantalla de tu portátil no alcanza esos niveles de calidad aunque Netflix te los ofrezca–, sino en unos precios bastante asequibles para el común de los mortales. Lo digo por aquellos que para acabar con la piratería tiran de cánones, despropósitos comerciales y demás medios de recaudación y lapidación del espectador. Pasa un poco como con el cine: «Si ya nadie va a las salas», dice tu cuñado; pero cuando llega la ´Fiesta del Cine´ –2,90 euros en lugar de los seis y pico habituales de media– hay que hacer colas de tres cuartos de hora para ver la última de Nicolas Cage. Y, eh, igual si no estás listo hasta te quedas sin entrada o te pasa como a mí, que vi Gravity en primera fila y aún estoy mareado. Pues eso, que igual los de los parches y la Jolly Roger son otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine