Breviario de mi lengua

Fogar, fugá

16.09.2016 | 04:00
Fogar, fugá
Fogar, fugá

A veces no nos falta razón a los que pensamos que el mundo anda al revés y que las palabras que nombran sus cosas no son más que el eco de ese sinsentido. Si no, véase cómo los bienhablados llaman desfogar a manifestar con vehemencia una pasión, cuando el prefijo des- sugiere precisamente lo contrario: privarse del fuego que llevamos dentro. En cambio, los habladores silvestres, que deberíamos utilizar desfogar cuando nos referimos a aliviar la tensión y los nervios que nos atenazan, recurrimos a fogar, que es su contrario. Así, decimos que «el zagal foga dando blincos en la calle» o que «Antonia fogaba palabroteándose con sus vecinos», con lo cual están echando fuera el azogue o la irritación, respectivamente, que son como un fuego que les quema. Pero sí que somos precisos, aunque sólo sea por una vez, al llamar fugá a la aparición de un sarpullido o erupción que enrojece y llena de picor la piel, como si estuviera ardiendo. Y entonces decimos que nos ha salido una fugá de granos, por ejemplo. Y así es, fogar o desfogar, si así os parece.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinion

Equipajes pa´ Archena
Equipajes pa´ Archena

Equipajes pa´ Archena

Corrían los años 50, los coches de línea para Archena, hoy autobuses, tenían su fonda al principio...

Una arquitectura hostil

Una arquitectura hostil

No es que esto constituya ningún riesgo inminente, pero imaginad que os levantáis un día inundados...

Si lo dicen los expertos...

Si lo dicen los expertos...

El Real Murcia solo ha conseguido 7 puntos de 18 posibles. Pero no se preocupen. Ahí están los...

Límites de la resiliencia

Límites de la resiliencia

La última buena noticia política que recibió Pedro Sánchez fue que había sido el candidato...

Sobre los deberes escolares

Algunas asociaciones de familias han iniciado este curso escolar con una serie de acciones de...

El debate como síntoma

El debate como síntoma

Al principio de Esperando a Godot,Estragon le dice a Vladimir: «No hay nada que hacer», a lo que...

Enlaces recomendados: Premios Cine