La mar de cosas

Areté

15.09.2016 | 04:00
Pepe Monteserín
Pepe Monteserín

En ocasiones, acaso porque la madurez me quita la paciencia que me dan los años, choco con los rompehuevos, y luego me disgusta mi falta de cintura. Me da moral (nunca tan bien dicho) mi filósofa de cabecera, Asunción Herrera, profesora en la Universidad; me explica que Aristóteles, en su Ética, intenta enseñar al ciudadano ateniense cómo educar su naturaleza para poder alcanzar su fin, su télos; el télos, me dice Asun, es la felicidad moral; somos felices cuando tenemos las capacidades (areté) para poder llevar la vida buena que deseamos, y por supuesto me recomienda la educación sentimental, o, en mi caso, el reciclaje en los afectos, asignatura fundamental para Aristóteles. Asun sostiene que alcanzamos la vida buena a través de esas areté y para ello recomienda paciencia, esa paciencia que dan los años y la madurez nos quita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinion

El cambio climático en la política
El cambio climático en la política

El cambio climático en la política

Meteorología nos advierte ya por enésima vez de las pruebas que se están produciendo para...

Darle la vuelta

Darle la vuelta

Curioseando una vez más en el ´internet de las cosas´, descubro una raqueta de tenis inteligente...

Las generales gallegas y vascas

Las generales gallegas y vascas

No amenazan las terceras elecciones generales en un año, sino las cuartas, porque las vascas y...

Daño colateral muy principal

Daño colateral muy principal

En una esquina de Hyde Park, en Londres, los oradores espontáneos suben a una banqueta y sueltan...

Zapato

Zapato

Mi amigo tiene unos zapatos que sólo se los pone en las bodas. Son italianos, de diseño y le...

En to que

En to que

ALa riqueza y variedad del hablar estriba en la posibilidad de elegir unos términos u otros, en...

Enlaces recomendados: Premios Cine