Por dentro y por fuera

Pero, ¿puede ganar Trump?

12.09.2016 | 04:00
Alberto Cano

A menos de dos meses para que se celebren las elecciones presidenciales estadounidenses, parte de la opinión pública mundial se hace la pregunta del encabezamiento. En la mayoría de los casos, de manera preocupada e, incluso, angustiosa. Y la respuesta, a día de hoy, es que no lo tiene fácil€ pero no es imposible.

Si nos centramos en las encuestas vemos que, pese al rechazo que causa Donald Trump en amplias franjas del electorado (especialmente, entre minorías y mujeres), la candidata Demócrata, Hillary Clinton, no logra despegarse lo suficiente como para tener asegurada la victoria (en estos momentos, la media de encuestas le otorga unos tres puntos de ventaja, frente a los ocho o diez que llegó a tener hace un mes, tras la convención de su partido).

¿Por qué sucede esto? Pues porque, según el ex periodista político Michael Lind, creador del think tank New America, Trump (al igual que los promotores del Brexit, en Gran Bretaña) se ha erigido en un eficaz y creíble defensor de los perdedores de la globalización, una gran masa de clase trabajadora nativa que ve perder su bienestar ante la denominada ´alianza globalista´ (fraguada en las grandes ciudades y formada por una élite cosmopolita y los trabajadores inmigrantes€ claros apoyos de Hillary Clinton).

Las casas de apuestas y los modelos estadísticos siguen dando como favorita a Clinton, de cara a noviembre (especialmente, porque aún va en cabeza en los estados que decantarán la elección, como Ohio, Florida o Pensilvania). Y es posible que acabe ganando. Pero la pregunta a hacerse es si, en caso de victoria, el foso abierto entre globalistas y antiglobalizadores se va a agrandar o no. Algo que también vale para el resto de Occidente.


CÓMO LO VEN
Sarkozy no lo tendrá fácil. The New York Times destacaba la ambición del ex presidente francés, Nicolás Sarkozy, para volver a ocupar la primera magistratura del país (tras ser derrotado por François Hollande, en 2012). Pero, cuatro años después, el país ha cambiado. Ya no es el favorito para ganar las primarias de la derecha (deberá competir con el ex primer ministro, Alain Juppé). No obstante, Sarkozy cree que la demanda de los franceses de un liderazgo fuerte puede ser mayor que el rechazo que cosechan su ego y su arrogancia desmedidas.

Aviso a Merkel. Clarín reseñaba que la irrupción de la derecha populista de Alternativa por Alemania en el parlamento regional de Mecklemburgo-Pomerania (´patria chica´ de la canciller, Angela Merkel) supone un serio aviso del ascenso de esta fuerza política, de cara a las elecciones legislativas a celebrar dentro de un año. Con su segundo puesto y un 21% de los votos dejó atrás a los democristianos de Merkel, por primera vez en un land germano.

CÓMO NOS VEN
Riesgo de terceras elecciones. The Economist señalaba que España corre el riesgo de celebrar sus terceras elecciones legislativas en un año, tras la incapacidad de Mariano Rajoy (líder del PP, el partido más votado) de lograr los apoyos suficientes para ser investido. La negativa de Pedro Sánchez, máximo dirigente del PSOE, para facilitar la elección de Rajoy con su abstención puede abocar al país a nuevos comicios en diciembre€ si las elecciones vascas y gallegas del día 25 no cambian el escenario de manera sustancial.

Reto para Almodóvar. Hollywood Reporter destacaba la elección, por parte de los académicos del cine español, de Julieta, la última película de Pedro Almodóvar, para competir en los Oscar en la categoría de Mejor Película de Habla no Inglesa. Supone la sexta vez que se elige un film del director manchego para concursar en los premios cinematográficos estadounidenses. Almodóvar ya ganó la estatuilla en 2000, por Todo sobre mi madre.

QUÉ SE CUECE
Las redes ya son masivas. IAB Spain señalaba que el uso de las redes sociales en España, entre los internautas de 16 a 55 años, ya es masivo: en concreto, un 81% de los mismos las emplea de manera habitual. Las mejor valoradas son WhatsApp y YouTube, seguidas de Spotify, Instagram, Telegram y Facebook. En cambio, las redes con peor valoración serían Google +, Line y LinkedIn. En cuanto a frecuencia de uso, lideran las ya citadas WhatsApp, Spotify y Facebook.

Contra Facebook. Clases de Periodismo daba cuenta de las duras críticas del ex director de The Guardian Alan Rusbridger, contra el gigante Facebook. A su entender, la empresa liderada por Mark Zuckerberg ´absorbió´ unos 27 millones de dólares de potenciales ingresos publicitarios de The Guardian durante el año pasado. Ello se debe, según Rusbridger, a que «tienen algoritmos que no entendemos, que son un filtro entre lo que hacemos y lo que la gente recibe. Y la tendencia irá a más».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine