Pensando en voz alta

Gestión de camas

29.08.2016 | 04:00
Francisco Marín

Con la llegada del estío, y las consabidas vacaciones, los problemas hospitalarios aumentan respecto del resto del año. Disminución de personal, plantas cerradas, camas ´desaparecidas´ y el público que no deja de enfermar. Hay una cuestión puntual en la casi totalidad de los hospitales; no me estoy refiriendo exclusivamente a los centros cartageneros, ni murcianos, ni nacionales€, me refiero a gran parte de la sanidad mundial; dicha cuestión es la gestión de las camas por los equipos gerenciales, ahora y durante todo el año. Una mala previsión, una mala planificación, hace que, sobre todo, los Servicios de Urgencias Hospitalarios (SUH) puedan colapsarse y hacerlos incómodos.

Realizando un estudio de investigación con más de 150 hospitales (públicos y privados) nacionales y otros tantos internacionales, nos encontramos con situaciones y peticiones muy, muy parecidas. A todas y cada una de las direcciones de los SUH les pasé un cuestionario con ocho preguntas con el fin de averiguar si el susodicho servicio se colapsaba, y, si era así, cuál era la causa y cuál, pensaban, que sería la solución; entre otras cuestiones. Una respuesta, con muchísima distancia, predomina sobre las demás. Una vez atendido el paciente en urgencias, y al tener que ser hospitalizado, nos encontramos con que, de momento, tiene que permanecer en dicha área, ya que –y esta es la respuesta machacona– «el colapso se debe a que va a ser hospitalizado, tiene cama asignada, pero no está disponible». La segunda causa, muy cercana a la anterior, es «va a ser hospitalizado y no tiene cama asignada».

Aunque parezca increíble son respuestas de la inmensa mayoría de los hospitales nacionales y de los internacionales. Una muestra: Hospital Redon, Francia. Dr. Soliman Fakeeh Hospital, Yeddah, Arabia Saudí. Clínica Hospital Manzanillo 2.4, Manzanillo, Colombia. Hospital Robert-Bosch-Krankenhaus, Stuttgart, Alemania. Hospital Clínico de Magallanes, Punta Arenas, Chile. Nacional Taiwán University Hospital Hsin-Chu Branch. Hsin-Chu City. East Tallin Central Hospital, Tallin, Estonia. Life Vincent Pallotti Hospital Cape Town, South África. Johns Hopkins Hospital Bayriew Medical Center, Baltimore, Maryland, USA. Quen Mary Hospital, Hong Kong. Columbia Asia Hospital, Hebbal, India. Hospital neuchâtelois-sites Chaux-de-Fonds et Pourtalès, Suiza€ Esta es una minúscula muestra (si alguien está interesado en conocer detalles a fondo, tiene la documentación a su disposición). Con esto quiero plasmar negro sobre blanco que los problemas, y posiblemente una deficiente gestión de camas, es común en todo el mundo.

¿Qué soluciones se proponen? Indefectiblemente, también, son similares: Hay que hacer una previsión de los ingresos que se van a producir. Todos los Servicios de Urgencias saben que porcentaje de hospitalizaciones se producen cada día, pues bien esas camas tienen que estar programadas.

Es muy llamativa la respuesta de los responsables del Hospital Comarcal del Barbanza, Oleiros, La Coruña. «Una buena gestión de altas en planta, y el tener claro que el Servicio de Urgencias no es Sarajevo, si hay gente en pésimas condiciones en el Servicio, eso debe traducirse en el resto del Hospital (duplicar, triplicar camas en habitaciones, habilitar espacios temporales para pacientes ingresados en las plantas, etc.). No puede ser que el Servicio de Urgencias esté hasta la bandera y el resto del Hospital sea una balsa de aceite».

La solución que plantea el equipo directivo del SUH del Hospital General de Castellón recoge y resume la casi totalidad de las soluciones propuestas por la mayoría de los responsables: «Promover la agilización de ingresos mediante el alta precoz (el paciente que ya es previsible su alta, hacerla a primera hora de la mañana antes de continuar el pase de visita con otros pacientes y los ingresos nuevos); evitar el exceso uso hostelero por el paciente (no deben quedarse a comer como norma una vez dado de alta; ocupar la habitación hasta altas horas de la mañana-tarde hasta que le venga bien a algún familiar pasar a por él, en función de sus actividades personales); agilizando la limpieza de las habitaciones siendo la de las altas, las de mayor prioridad; implicando más al personal de Enfermería de la planta que es quien realmente puede controlar todos estos temas y quienes, realmente, dan el acceso definitivo a la subida del paciente».
Como ven, en todos sitios cuecen ´camas´.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine