Tribuna

Cosas que no entiendo de la gestión del mar menor

26.07.2016 | 04:00

¿Por qué no se entiende que el Mar Menor forma parte de un todo, que consiste en la Laguna del Mar Menor, en la zona que le rodea, que es el acuífero del Campo de Cartagena, así como el área de alimentación del mismo? En esta zona, influye en el Mar Menor lo que tiene encima: la agricultura, la ganadería, las lluvias, el excedente del agua de riego que se infiltra y alimenta al acuífero, el excedente de abonos, insecticidas y demás productos que se utilicen en ella, los purines, los vertidos de aguas residuales efectuados en el terreno, los vertidos del agua de rechazo de las plantas de desalación, que se han instalado junto a los sondeos que explotan el agua del acuífero, etc.

¿Por qué la Confederación Hidrográfica del Segura no corta el vertido de salmueras en el origen de cada uno de los sondeos y de las plantas de desalación, en vez de cortar el salmueroducto?

¿Por qué no ha existido una gestión conjunta de todo ello, desde que llegó el Trasvase?

¿Por qué al declararse sobreexplotado el acuífero del Campo de Cartagena, no se ha constituido una Junta de Usuarios para una gestión transparente y eficaz del acuífero y de su entorno, que es el Mar Menor?

¿Por qué no se ha regulado el uso de abonos y demás productos de la agricultura, dada la alta vulnerabilidad del Sistema de Mar Menor?

¿Por qué hay que llamar a un profesor de Cataluña, con todos mis respetos, para asesorar sobre el filtro verde, que se lo sabe cualquier alumno de las Universidades de Murcia?

¿Por qué se dedican a tratar de resolver los efectos y no las causas?

¿Por qué tiene que durar un año y pagar más de 700.000 euros por el Proyecto de la conducción circundante del Mar Menor?

¿Por qué no se ha acudido a los magníficos profesionales que tenemos en Murcia, especializados en Agricultura, Hidrogeología, Biología, Centro Oceanográfico, Universidades, etc? Y sin embargo, se va a pedir ayuda a Madrid y a Bruselas, sin estudiar, comprender y cuantificar las verdaderas causas de la cuestión.

Parece que la solución es dar voz a todo el mundo. Pero la gestión no es crear Comités, Visitas y Plataformas. Para gestionar hay que saber. Y esto se deriva en tomar las decisiones correctas en el menor tiempo posible. Y para ello, hay que disponer de una visión global, que da la sensación que no se tiene.

Las dilaciones, los entretenimientos, las dudas, las obras faraónicas, los Comités, solo sirven para entretener al personal. El que manda debe tener sabiduría y conocimiento. Eso es lo que se ha supuesto de él, cuando se le ha votado para que gobierne. El tiempo pondrá las cosas en su sitio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine