Trump y parafilias

Las mejores sociedades democráticas tienen leyes que respetan los derechos humanos y garantías de que las leyes se cumplen

24.07.2016 | 04:00

En la lógica de una banda criminal se considera una muestra de debilidad que el jefe no practique la tortura. Es normal en una organización dedicada a obtener beneficios quebrantando la ley. Lo raro es que en la lógica de una sociedad democrática la promesa de un candidato a presidente de practicar torturas se considere una muestra de fortaleza. Las mejores sociedades democráticas tienen leyes que respetan los derechos humanos y garantías de que las leyes se cumplen.

El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump es partidario del waterboarding, la tortura del ahogamiento simulado. Es como la aguadilla o ahogadilla de los adolescentes playeros pero sin diminutivo ni broma. Se le hace a alguien que está preso, atado, en un lugar cerrado y aislado, en minoría, en impunidad y se le mantiene la cabeza sumergida en agua hasta el límite de la asfixia. Además se practica en varias series por sesión, de manera que el torturado, al margen del nerviosismo y la angustia de la interrupción respiratoria, no sabe si una de ellas será mortal. No es fácil de imaginar cómo debe de ser.

Donald Trump ha dicho del waterboarding «no creo que sea tan duro». Eso no tiene sentido sentido común salvo que lo haya probado y, efectivamente, no le haya parecido un sufrimiento desagradable. No parece posible que alguien piense que no es tan duro en términos de sufrimiento, salvo que lo alivie por el lado del placer a través de parafilias como el sadismo y su cómplice el masoquismo. Hay personas a las que les gusta llevar el placer hasta la asfixia pero el caso de Donald Trump es más bien el de llevar la asfixia hasta el placer. Aún así, esas cosas es mejor dejarlas en el ámbito privado y no ofrecerla a un electorado de 240 millones de personas. En el caso de Trump, se le recomienda el uso de gorro de baño y, ya que es práctica de riesgo, de preservativo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine