Dos veces breve

La visita

13.07.2016 | 04:00
La visita

Cada cierto tiempo un comandante en jefe debe visitar a sus tropas destacadas por el mundo. Ese es el sentido último de la visita a España de Obama. Aunque en principio estaban previstos unos aderezos decorativos, protocolarios y de distracción, al final, por razones justificadas, hubo que dejar el viaje en el desnudo núcleo de su finalidad. Las Bases en el Sur de España no son un puesto avanzado en la marea creciente del islamismo radical, pero sí el último y mejor dotado fortín de la zona de seguridad del Imperio. Lo que hay al otro lado del Estrecho no forma parte ya de esa zona, aunque esté controlado por islamistas moderados de países amigos de USA, y no haya razones de momento para temer un cambio de manos. Como es natural, la visita a las tropas fue precedida del saludo al comandante en jefe del país tributario, y un brevísimo encuentro con su multicolor grupo de palaciegos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine