Chispazos

Dios y el diablo

06.07.2016 | 04:00
Dios y el diablo

A los referendums los carga el diablo. Su celebración o no responde a si hay o no dudas acerca de una cuestión. Si no hay dudas, nadie reclama su celebración. En caso de duda, la intención de quienes, sectariamente y con insensatez, están a favor de determinada salida al status quo existente, es la celebración de un referéndum. Tras lo cual, la salida o no reflejará una división porcentual cercana al 50% para unos y otros. Si hay salida, el país, región o cualquiera otra castaña, quedará partido en dos mitades. Si, por el contrario, no gana la salida, seguro que unos y otros respirarán con alivio. Lo del Reino Unido y sus consecuencias son un serio aviso de lo que carga el diablo. Forzar una situación similar en Cataluña no tendría perdón de Dios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine