Tribuna Política

Pedro Antonio, el RE-pu-ta-do moribundo

05.06.2016 | 04:00
Emilio Ivars

La semana que termina ha venido cargada de noticias relacionadas con la persona que en estos momentos dirige el Gobierno de la Región de Murcia. No han sido buenas precisamente; y cuando digo que no han sido buenas no me refiero a su persona, sino a que no lo han sido para esta Región, para todos y todas los que vivimos y convivimos en ella.

Dispuesto a lavar su REputación (cuando alguien tiene que lavarla es que previamente la tiene manchada), ni corto ni perezoso, intentó „según se desprende de los informes conocidos„ contratar los servicios de una de las empresas relacionadas con la trama Púnica; sí, una de esas empresas que, haciendo uso de los dineros públicos, se han llenado los suyos a espuertas. ¡Presunción de inocencia! gritarán algunos. Ya, pero es que llueve sobre mojado y, además, la inocencia y las batallas judiciales son una cosa y la dignidad y la reputación regional son otra.

Entregado a esa limpieza de REputación (insisto, algo tendrá que ocultar que no quiere que se conozca) parece que le ofrecieron servicios para que, usando dinero de la Educación murciana, se le hicieran unos trabajitos de nada para que pareciese un hombre limpio y puro ante la sociedad. Según se desprende del sumario de la Púnica mantuvo reuniones con esta empresa (algunas a iniciativa propia) y cariñosamente incluso se dirigía a su dueño como ´Álex´. 

Esos trabajitos para su REputación que gestionaba el actual presidente de la Región de Murcia probablemente nos hubieran pasado desapercibidos hace unos años. Pero la realidad es absolutamente otra: hoy en día no podemos entender que el presidente de todos los murcianos y murcianas pretenda gastarse 36.000 euros en unos trabajitos, cuando ese dinero vendría muy bien para, por ejemplo, pagar los talleres del alumnado de altas capacidades de la Región de Murcia. ¿Qué habrán pensado los padres y madres de estos alumnos cuando hayan descubierto que su presidente tenía la intención de gastarse en esto un dinero que a ellos ahora les niega?

Evadirse, no responder a las preguntas que no controla es una táctica habitual del mal político, de aquél que, con tal de permanecer amparado en su manto de dios, es capaz de manipular, mentir y utilizar a sus séquitos celestiales para a coro gritar eso de «REputado Pedro Antonio, sé fuerte, sé fuerte». El REputado Pedro Antonio ha querido eludir, con esa astucia propia de los lobos moribundos, dar ni una sola respuesta sobre la imagen negativa que está adquiriendo la Región de Murcia a raíz de todos los casos de corrupción que aparecen día tras día. Astucia moribunda y un arte propio de quien está de retirada, más que de entrada.

Se me vienen a la memoria declaraciones políticas, de hace unos cuantos años, donde para defenderse de casos en los que ya ha habido condenas se decía que el Partido Popular estaba viviendo un acoso judicial. En esta ocasión, no dicen que haya persecución judicial, sino que intentan desprestigiar, a toda costa, el papel de la Guardia Civil en los procesos de investigación sobre corrupción que realiza al amparo de la Justicia. Años de diferencia, pero las mismas actitudes viejas y rancias de miembros de un partido político anclado en la defensa de lo indefendible y alejado de toda complicidad con la ética y la regeneración democrática. Más bien son cómplices de intentar instaurar la idea de que la corrupción puede ser declarada actividad de interés nacional. 

Recuerdo también los tiempos de grandes apoyos y manifestaciones a favor de alcaldes condenados, como Daniel García Madrid (Torre Pacheco), Matías Carrillo (Fortuna) o Martínez Andreo (Totana) y cómo acabaron aquellos REputados alcaldes: con condenas por delitos muy graves. Cierto es que aquellas manifestaciones fueron el preludio de un final político moribundo. Se me viene a la cabeza la concentración-manifestación del pasado jueves en la Asamblea Regional con vítores al REputado Pedro Antonio por parte de sus comparsas de guante blanco y no quiero ni pensar en la vergüenza que a todos los murcianos y murcianas nos daría  ver sentado en el banquillo de los acusados al presidente de toda la Región de Murcia. 

Me niego a pensar que nadie pueda ser lo suficientemente generoso como para anteponer los intereses regionales a los particulares; me niego a aceptar que un político moribundo prefiera agarrarse a un sillón frente a limpiar la reputación regional de tener un presidente bajo sospecha constante; me niego a agachar la cabeza frente a alguien que, sin altura de miras, pretende consolidar la permanencia en su cargo con todas las dudas de sospecha. Porque ninguna persona, ninguna organización, ningún partido político puede estar por encima del interés regional, del interés de esta región que, con todo esto, no hace nada más que hundirse en la cola del respeto y la reputación nacional.

El Partido Socialista ha denunciado desde siempre la corrupción, los chanchullos, los favores de amiguete, porque los socialistas no podemos estar indiferentes ante cualquier hecho, por pequeño que sea, relacionado con prácticas del corruptelas. Hacerlo sería traicionar la historia del PSOE, que precisamente nació para combatir la indiferencia y evitar que la gente sencilla tuviese que vivir arrodillada ante los poderosos. Nunca los corruptos pueden ganar la batalla, nunca.

Todavía hay tiempo, todavía, para que el REputadomoribundo Pedro Antonio deje su cargo; sería un gran favor a esta región, una muestra de generosidad política. La otra solución es seguir agarrado a ese clavo ardiendo al que ya se agarraron otros ilustres que he mencionado antes y que pasaron de los vítores de sus huestes a la ostracidad más absoluta y que a los que más perjudicaron fue a sus municipios y a sus gentes. Hay tiempo, todavía, hay tiempo. Y si puede, ya de paso, no estaría de más que limpie de mancha sus listas al Senado y se llevara consigo a Pilar Barreiro; sería la única demostración posible de que la regeneración y la reputación regional le importan por encima de su persona políticamente moribunda. 

Nota. Espero no tener que escribir dentro de algún tiempo este mismo artículo, sustituyendo RE por IM.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine