Opinando entre lobos

Que se vayan ya

01.06.2016 | 00:25
Que se vayan ya

El pasado 20 de mayo, viernes, La Opinión publicó un artículo de Toni García Arias titulado Repensar el socialismo. Pocas veces podrán ustedes leer algo tan educado, bello y contundente definiendo lo que es el socialismo y ser socialista. Una vez leído uno se da perfecta cuenta de que lo que nos ofrecen los Rafael González Tovar y compañía nada tiene que ver con lo que debieran ofrecernos. Las políticas de nuestros socialistas se parecen más a pachangas sociales políticas, en donde prima el ego del interés personal por encima de cualquier interés general, aunque hay que reconocer que son unos perfectos 'ramonet' en el arte de vendernos pufos a precio de oro? sin entrar en mucho detalle que luego me la cargo. ¿Eh? sí, ni se imaginan la trastienda.

Así las cosas, y perdido el norte del auténtico socialismo, no es de extrañar que el PSOE vuelva a alcanzar otro récord de votos en las próximas elecciones, pero haciendo retrorunning como los cangrejos. Lo que será de lamentar, porque hace mucha falta un PSOE renovado y con mentalidad política de Estado, no de entrepiernas.

Pero si esto es del Pulgarcito, lo del presidente Pedro Antonio Sánchez y Pilar Barreiro no lo es, que para los murcianos que confían en el PP no tiene ninguna gracia.

Todo el mundo pepero se está rasgando las vestiduras con el informe de la UCO de la Guardia Civil en relación al presidente Pedro Antonio y a mi Pili, así como si estos funcionarios diesen palos al agua. No cabe duda de que los informes de la UCO no son inventados y sí que están basados en pruebas recogidas en una investigación muy seria y contundente. Otra cosa es lo que piense el juez, que para eso es el que juzga y manda.

En nuestro país, dicen las encuestas que las instituciones mas valoradas son la Legión, la Policía Nacional y la Guardia Civil. Y dentro de ésta, la UCO. Con la seriedad que merece un informe de la UCO, pase lo que pase y diga el juez lo que diga, políticamente hablando ya debería haber renunciado Pilar Barreiro a la candidatura al Senado y Pedro Antonio haber dimitido como presidente o convocado nuevas elecciones. Siempre dije que Pedro Antonio no debería ser el candidato del PP a las elecciones autonómicas porque llevaba un lastre muy pesado y que, antes o después, perjudicaría al PP, como así ha empezado a ser.

Nunca sugerí que pudiera ser un mal presidente, y prueba de ello es que no lo es, sino todo lo contrario; lo está haciendo muy bien, pero en política el que lleva una alforja con pasado, antes o después, termina aflorándole.

Pedro Antonio será el hombre más inocente del mundo en relación a todo lo que se le imputa, pero la realidad es que no se puede estar al frente de un partido ni de un Gobierno estando cuestionado por la UCO. Otra cosa es que siga como diputado hasta que se demuestre su inocencia o culpabilidad. Diputado si, presidente no. Dimitiendo él y cogiendo las riendas otro, el pacto con Ciudadanos no tiene que romperse y la región tendría estabilidad, que es lo que más necesitamos en estos momentos. Pero no lo hará, porque para ello hay que poner los intereses de Murcia por delante de los propios como político y eso aquí no parece que pueda darse.

Pero si lo de Pedro Antonio estaba cantado que antes o después enfangaría al PP, como así ha sido noticia en todos los noticiarios del país lo de Pilar Barreiro es para mandar a Rajoy, como mínimo, a una vaquería de Galícia, pero de vaquero. Era un clamor que Pilar no andaba con buenas compañías, se le dijo a Valcárcel, se le dijo a Rajoy y la respuesta fue aforarla. Pero ¿por qué? Si los jefes de Pilar sabían que algo no olía bien, ¿por qué la ponen de senadora? ¿y por qué la ponen por segunda vez?

Cuando el magnífico juez Abadía instruyó el caso Novo Carthago y la invitó a declarar voluntariamente se aferró a su aforamiento como a un clavo ardiendo y ahora que no está aforada, qué casualidad, dicen los chicos acólitos de su partido que está dispuesta a declarar ante el juez para aclararlo todo. ¿Todo-todo? ¿También lo de Novo Carthago?.

A ver, que lo expliquen para que todos lo entendamos: ¿quiénes son Pedro Antonio y Pilar Barreiro para que el PP los tenga que proteger aunque con ello arrastren a todos los populares y al propio partido?. Que se sepa, no son mas que unos políticos que han tenido su oportunidad y que por las circunstancias que sabemos, no debieran estar ya en primera línea de la política hasta que todo se aclare. ¡Ay! y pensar que nos quitaron a Alberto Garre para llegar a esto? mira que duele.

El Partido Popular tiene que dar otra imagen y quitarse ya de encima a todos los políticos de pasado cuestionable o con tufillo, y que otros cojan las riendas de la dirección a ver qué pasa y el abanderado de la lista en el desfile hacia las afueras del PP debería ser Valcárcel? ¡que ya está bien!

Que sí, que se mire por donde se mire, el PP no se merece lo que algunos y algunas le están haciendo. Pero ¿quiénes se piensan que son? ¿imprescindibles? Venga ya.

Anda y que se vayan ya de una vez a donde la imaginación los mande, para que el PP vuelva a ser un partido con perfume a azahar. Y en lo tocante a Pilar Barreiro, por los dioses romanos, que la echen ya. A ver, ¿que hay que hacer en el PP para que echen a alguien? Ufff, qué hartazón, que se vayan ya, por Snoopy.

Espero que mi Miguelico Sánchez, si quita a Pedro Antonio de presidente, no saque al PP del Gobierno no pase como el gambazo de Molina de Segura, no vaya a ser que vayamos de Guatemala a Guatepeor, que bastante castigo llevamos ya los murcianos.

Por cierto, el partido regionalista que tanto se espera, está en el paritorio; a ver si dilata de una vez y pare.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine