La mar de cosas

Minuto uno

16.05.2016 | 04:00
Minuto uno

La tele pone de moda tics verbales, pocas veces frases felices e inteligentes, no digamos conductas sensatas; las virtudes son más difíciles de emular que los vicios; un soldado de Caballería admiraba tanto al coronel que copió su manera de escupir. Actualmente, eco de radiofonistas futboleros, corre de boca en boca la expresión: «Desde el minuto uno»; oradores drásticos dicen incluso: «Desde el minuto cero». Tertulianos, políticos, gente de la calle, arrancan con «Haber» (que suena a contabilidad) y cuelan en cuanto pueden «desde el minuto uno». «¿Oye, qué te pareció esto o lo otro?». «Haber, me pareció mal desde el minuto uno».  La última traducción de la Vulgata comienza así: «Desde el minuto uno creó Dios los cielos y la tierra».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine