Buenos días

SOStenible

10.05.2016 | 04:00
SOStenible

Nunca fui una persona que se dejara el dinero en discos y conciertos, con excepción de una etapa en la que, influidos por sendas actuaciones de Rosendo y Los Suaves en mi pueblo allá por 1996, a todos los chavales de mi quinta nos dio por el rock duro, por las greñas, por las camisetas oscuras y por sacar cuernos con la mano. Pasada esa fiebre, me quedé muy desfasado en esto de la música (creo que alguna vez lo he contado aquí), por lo que ni me sonaban la mayoría de conjuntos que han actuado en el SOS 4.8 este fin de semana, «algunos de ellos tan modernos que ni existen todavía», según escribía estos días un usuario en ese océano de creatividad que es a veces Twitter. Así que el reciente festival, como en otros años, me lo pasé de allá para acá, hablando con uno y con otro, ajeno a lo que ocurrían en los escenarios, pues un periodista, por suerte o por desgracia, no deja nunca de trabajar. No me pidan, por tanto, críticas musicales, eso se lo dejo a los que saben. Sí puedo decir que, una vez más, al rebufo del festival han hecho su agosto, pues veo a los ´sosers´ como personas propensas a gastarse las perras. Eso es siempre SOStenible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine