La vida en un post-it

Varones

08.05.2016 | 01:07
Varones

Tengo la mercería cerca de un Centro de Salud y entran muchas clientas embarazadas. Así que sé de qué hablo. Si por vosotras fuese, no nacería ningún bebé varón. Lo tengo comprobado, cada vez que entra una embarazada a la tienda y cuando, ante la pregunta colectiva de qué vas a tener, responde «¡¡¡Niña!!!» el alboroto y el gozo es general. Todas la felicitan, y le recomiendan lazos, turbantes, calcetinitos con puntillas€; pero cuando la preñada contesta resignada «niño», la cosa cambia. Silencio, miradas cómplices, palabras de consuelo; alguna clienta se atreve a decirle: «Qué contento estará tu marido». He llegado a escuchar cómo le decían a la futura mamá de un nene, y a manera de bálsamo: «No te preocupes, a los niños también se les quiere€». Lo dicho, si de vosotras dependiese, no naceríamos ningún ser con colgajos entre las piernas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine