Tribuna libre

¿Delito ecológico medioambiental colectivo colectivo y continuado?

12.04.2016 | 04:00
¿Delito ecológico medioambiental colectivo colectivo y continuado?

Sobre el uso de las playas y los aseos disponibles. No se trata de un secreto, porque lo sabe todo el mundo, aunque existe un silencio escandaloso y no se vislumbra aún, ninguna solución. Existen muy escasos aseos y servicios en las playas españolas. Ante ello, la mayoría de las personas que acuden a las playas, deciden orinar en las aguas marinas. Es más, cuando los niños pequeños dicen a sus padres que tienen necesidad de ello, son ellos mismos los que les dicen que se bajen el bañador y lo hagan allí mismo. ¿Esto lo harían también en las calles de las ciudades? No, generalmente, acuden a una cafetería y lo resuelven.

El resultado es que los análisis bacterianos de 'enterococos intestinales' y 'escherichia coli' de todas las playas demuestran que conforme pasan las horas del día y aumenta la presencia de bañistas, aumenta también el contenido bacteriano del agua. Es mucho más intenso en las playas pequeñas, más o menos cerradas, y se incrementa con la disminución del oleaje. En la noche, el proceso va disminuyendo y las aguas aparecen, al día siguiente, en buen estado.

Si sumamos todos los orines vertidos a lo largo del día, para una población playera de 30.000 personas, el vertido total puede equivaler a 2 o 3 camiones-cuba diarios. ¿Nos echaríamos las manos a la cabeza si viéramos llegar y descargar en el agua de la playa esos camiones?

¿Es un delito medioambiental? Las competencias y responsabilidades sobre la gestión de las playas están muy repartidas entre las tres Administraciones, recayendo el peso, algo más, en las comunidades autónomas.

¿Cómo resolverlo? Colocando de una vez por todas los aseos necesarios y suficientes para la población que se prevé que puede acudir a cada playa. Quizá sean 100 veces más de aseos que los que existen hasta ahora, pero es totalmente necesario.

Además, ayuda a educar las actividades medioambientales de la población. Para que las playas sean verdaderamente 'de bandera azul', debería ser así.

Es importante que haya socorristas en las playas. Las Administraciones competentes los contratan todos los años. También es muy importante, que las personas tengan unos aseos limpios y cuidados, con el suficiente personal para ello.

Habría más trabajo, más limpieza, más educación y menos riesgos para la salud.

Para eso están nuestros gobernantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine