La vida en un post-it

Clavos

02.04.2016 | 04:00
Paco López Mengual

La mañana del Miércoles Santo, atendí a Cristo en el mostrador de mi mercería. Como cada año, lucía un rostro compungido. Creo que, como el protagonista de Crónica de una muerte anunciada, sospechaba que lo van a crucificar esa misma noche en el Vía Crucis de Torrealta. Su visita me hizo reflexionar sobre la necesidad de adaptar la crucifixión a los nuevos tiempos: coincidirán conmigo en que (aunque les duela a los ferreteros) es una salvajada lo de hincar con clavos al Cristo en la Cruz€ Me pregunto (y no es porque yo sea mercero) si no sería más humano y menos sangrante fijar al crucificado con cierre velcro en lo alto del madero€ Los tiempos están cambiando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine