Buenos días

Decepciones de cine

27.03.2016 | 00:34

No es muy habitual asistir al cine y encontrarse con una película que rompe de manera radical su propio discurso, tras una hora de visionado. Mucho menos si el reparto cuenta con un actor avalado de manera habitual por la crítica. Precisamente por eso, cuando pasa, quedas enemistado de por vida con el responsable de la tragedia. Calle Cloverfield 10 es de esas películas que apetece ver, no por esperar encontrarse con un filme que merezca reconocimiento, sino por estar en el convencimiento de que te hará pasar un buen rato. Durante los primeros sesenta minutos de la película la teoría se confirma, no estamos ante la obra cinematográfica del año, ni siquiera ante una que merezca estar en el ´top ten´, pero sí ante una meritoria de cierto respeto. Entre el terror, según los asustados por Mamá, y el thriller, Calle Cloverfield 10 engancha con su argumento y con escenas que trasladan la tensión del personaje al espectador, con una historia casi lograda. Pero consigue cagarla monumentalmente con un final ridículo, que borra todo lo anterior, como si hubiese prisa por terminar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine