Apuntes del Natural

¡Qué poca gracia la llamada a Rajoy!

24.01.2016 | 04:00
¡Qué poca gracia la llamada a Rajoy!

Buena impresión. Estuve con Ana Belén Castejón, la vicealcaldesa de Cartagena, a la que no conocía. Me pareció lista, y muy política, una mujer de esas que parece haber nacido para dedicarse a trabajar en esto de los partidos, los debates, las mociones, los pactos, etc. Una profesional. Y se prepara las cosas, lo que es muy de agradecer. Le pregunté cómo se lleva con su alcalde, y le insistí en que me explicara cómo es José López, porque no lo conozco personalmente, y solo sé de él por lo que sale en la prensa y en las teles nacionales. Me respondió hablando muy positivamente de su socio en el Ayuntamiento. Dijo que tiene buen feeling con él y que es un buen hombre, muy cartagenero y tal. Cuando lo conozca, ya veré. Y se lo contaré a ustedes.

Todos somos iguales. Una mujer joven a un hombre, en la calle: «Escucha bien lo que te digo: si tú te vas al bar de Antonio todos los días a tomarte la cerveza con los amigotes, yo tengo el mismo derecho a irme al pub, sola o con quien sea, a pasarme un rato allí bien a gusto».

En bucle. El otro día, en una tertulia en la tele, me hice un lío tremendo a la hora de explicar una cosa de unos tantos por cientos. Por más que intenté retomar el tema no conseguí aclararme y tuve que darme por vencido pidiendo perdón a los que estaban allí y a la audiencia. Cuando acabó el programa, hablé con la realizadora y le manifesté mi vergüenza por lo que me había ocurrido, afortunadamente, por primera vez en una de estas situaciones. «No te preocupes. Esas cosas pasan en la tele. Es la presión de las cámaras. La próxima vez, no trates de comenzar de nuevo la explicación porque normalmente no conseguirás aclararte. Debes pasar a otra cosa. Si continúas, entras en bucle, y vuelves a lo mismo una y otra vez», me dijo.

Una canallada tonta. Un amigo me comenta: «Qué poca gracia me hizo lo de la falsa llamada a Rajoy por parte de esa emisora catalana. Es una putada estúpida». «Opino lo mismo que tú», le respondo.

Sin pasarle la escoba. Dos mujeres hablan de la situación política actual y de los problemas para formar Gobierno en España. Están en una cafetería, desayunando. Cuando ya llevan un rato que si Pedro Sánchez, que si Rajoy, que si Pablo Iglesias, una de ellas dice: «Sí, tienes razón, pero el uno por el otro, la casa sin barrer».

Ideologías. En la Asamblea Regional, la oposición está forzando al ejecutivo del Gobierno regional a hacer algunos cambios en el presupuesto para este año. Los del PP se escandalizan y protestan, pero no tienen la mayoría, así que han de fastidiarse. Está claro que las mociones que apoyan el PSOE, Ciudadanos o Podemos son más de izquierdas que los planteamientos del PP; que son profundamente ideológicas, diría yo. Aquí está la cuestión: se está visibilizando lo que piensan unos y otros sobre la educación, por ejemplo, dónde hay que incidir, qué hacer con el dinero que hay, a qué capítulos se aplica, de dónde quito y dónde pongo. Y los ciudadanos lo están viendo. Y así saben a qué atenerse, no con promesas electorales, sino con hechos.

Inversión económica. Con mis ahorros, he comprado un kilo de chanquete, lo he repartido en táperes y lo he congelado. En semanas sucesivas, lo iré sacando y haciéndolo en tortilla o al ajillo, cuando ya la temporada esté acabada. Por cierto, hay quien lo hace rebozado en harina, lo considero delito. Se llena de aceite y pierde cantidad de sabor.

Excursión a Benidorm. Seis hombres mayores están charlando en un bar mientras almuerzan, con vino, lo que está creando un ambiente alegre y dicharachero. Uno de ellos dice con una expresión muy pícara en su rostro: «¿Cuándo organizamos una excursión a Benidorm?» A través de las respuestas y los comentarios jocosos que se producen, entiendo lo siguiente: que de vez en cuando organizan un viaje a Benidorm a pasar el día; que a sus mujeres les dicen que se van a comer un arroz a una venta de Moratalla; que la verdad es que se van de putas a Benidorm, a un sitio que conocen muy bien; que hay dos rusas en ese sitio que, por lo visto, tienen unos atributos físicos impresionantes; que las rusas cobran 75 euros, y que, a juicio de los presentes, es un dinero muy bien gastado.

Metiendo la mano. Lo de Acuamed. Qué manera de robar, oiga. Presuntamente.

Vivo, de nuevo. Vuelve a estar activo mi blog de LA OPINIÓN. Si escriben en un buscador: El blog de Enrique Nieto, podrán leer lo que escribo. Gracias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Opinion

Ignorancias
Ignorancias

Ignorancias

Los informes han irrumpido al mismo tiempo apenas empezar el nuevo año. Y cualquiera de los dos, a...

Municipio de Murcia: el gran debate pendiente

Municipio de Murcia: el gran debate pendiente

Murcia es el séptimo municipio más poblado de España, superando a ciudades como Palma de Mallorca...

La semilla de un ángel

La semilla de un ángel

Han pasado dos años, que en sus diarios han quedado completamente en blanco. Ahora la...

¿Te importa si finjo que es sólo sexo?

¿Te importa si finjo que es sólo sexo?

¿Te importa si finjo que es sólo sexo? Doctor, por favor, dígame que no es amor. Tengo miedo a...

El nombre de la siesta

La BBC ha publicado recientemente en su página web un reportaje sobre los mejores países para los...

No en nuestro nombre

No en nuestro nombre

Imagine a una mujer de mediana edad. Como usted, como su hija, como su nieta, como esa chica que...

Enlaces recomendados: Premios Cine