Café con Moka

Una vida de cine

22.01.2016 | 01:09
Una vida de cine

Decía un novelista estadounidense que «lo bueno del cine es que durante dos horas los problemas son de otros». Más o menos esto debe ser lo que me produce a mí el séptimo arte, pues confieso que es mi mejor terapia contra el aburrimiento, la tristeza e incluso el enfado. Más efectivo incluso que una jornada de shopping. Después de una sesión cualquier disgusto, por grande que fuere, parece menor. Tal es mi fascinación por el mundo de la cinematografía que incluso ha inspirado algunas de mis recientes lecturas, desde las tradicionales biografías a otros ejemplares que recogen aspectos más sórdidos y truculentos del cine. Para quienes disfruten del morbo de estas historias, recomiendo Hollywood Babilonia I y Hollywood Babilonia II; ambos volúmenes repasan los escándalos de la meca del cine vinculados a rostros del celuloide devastados y marcados por problemas con el alcohol, drogas, orgías, asesinatos, odios y pequeños vicios inconfesables. Si uno busca algo menos siniestro, Moteros Tranquilos, Toros Salvajes narra los inicios de una generación de cineastas, con Scorsese, Coppola y Spielberg, entre otros, y actores, Robert De Niro, Al Pacino y Jack Nicholson, que marcaron para siempre la historia del cine.

Y es que, además de la sensación que produce sentarse delante de la gran pantalla, hay películas que, más allá de hacerte pasar un buen rato, te marcan para siempre. Aún recuerdo, como si fuese ayer, mi primera vez en el cine. Fue en El Thuillier de Caravaca, un teatro reconvertido en cine „que afortunadamente se ha vuelto a recuperar para este fin con el nuevo equipo de gobierno en el Ayuntamiento, ya que la ciudad carece de cualquier otra sala de exhibición„. El film, Rain Man, era una recomendación que nos hacían en el ´cole´ y, como nosotras (mi hermana y yo) siempre hemos sido muy bien mandadas, como dicen las madres, o muy pavas, como señala mi hermana, convencimos a nuestro padre pese a nuestra corta edad, ya que corría el año 89 y contábamos apenas con cinco y seis años, para ir al primer pase. De esa tarde recuerdo, sobre todo, la abrumadora y extraña sensación de ver a un hombre hecho y derecho para una niña de mi edad (mi padre) llorar con aquella historia. Este hecho provocaría que esa película esté, incluso a día de hoy, en mi top 10 de favoritas. De mi infancia, también incorporaría E.T. El Extraterrestre, quién no.

Con el tiempo descubrí que había heredado de mi progenitor, entre otras muchas cosas, esa querencia a derramar alguna que otra lágrima frente a la gran pantalla. Entre las películas que más me han hecho llorar: En el nombre del padre, de Jim Sheridan y protagonizada por Daniel Day-Lewis, de quien también incluiría entre mis favoritas Mi pie izquierdo; y Salvador, una película con Daniel Brühl de 2006 que cuenta la historia de la ejecución a través de garrote vil del anarquista Salvador Puig Antich y que quizás pasó sin pena ni gloria pero que consiguió despertar en mí sentimientos de rabia e impotencia que acabaron en llanto. Lamentos y sollozos que me provocan fundamentalmente las injusticias plasmadas en el celuloide. En esta línea de grandes dramas, incluiría también la oscarizada La lista de Shindler.

En un ámbito de tragedias más domésticas y en el que los grandes papeles y personajes son los protagonistas destacaría Un dios salvaje, de Polanski, con las increíbles interpretaciones de Kate Winslet y, un poco más reciente, Agosto, una película también muy coral con Meryl Streep, Julia Roberts, Benedict Cumberbatch, Chris Cooper y Sam Shepard, entre otros.

También por las increíbles interpretaciones, pero en una línea más cercana a la comedia, recomendaría Una cuestión de tiempo, un película de las que te deja con una estupenda sensación en el cuerpo y que además cuenta con una destacable banda sonora; La teoría del todo, con Eddie Redmayne; y, la más reciente de todas, Joy, con una estupenda Jennifer Lawrence y un ´exquisito´ Bradley Cooper, fenomenal también en El francotirador y El lado bueno de las cosas.

Otros títulos de diversos estilos y épocas podrían ser: Jules et Jim, de Truffaut; El Padrino II´, Matar a un ruiseñor, La vida es bella, American Beauty, El Club de la Lucha, Dos hombres y un destino, Todos los hombres del presidente, Gran Torino, Olvídate de mí, Alguien voló sobre el nido del cuco, Los Miserables, en el género musical, Taxi Driver, Resplandor y en cuanto a españolas: Los lunes al sol´, Mi vida sin mí, Tesis, Mar adentro´, La lengua de las mariposas, Los amantes del círculo polar, La vida secreta de las palabras y de los últimos tiempos, creo que La isla mínima será, con el tiempo, un hito, No están todas las que son, pero son todas las que están.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine