La mar de cosas

Árbol de Navidad

26.12.2015 | 04:00
Pepe Montserín

Jesús era hijo de José, éste de Elí, éste de Matat el de Leví, el de Melkí, el de Yannái, de José, de Matatías, de Amós, de Naúm, de Eslí, de Naggái, de Maat, de Matatías, de Seméin, de Yosekh, de Yodá, de Yoanán, de Resá, de Zorobabel, de Salatiel, de Nerí, de Melkí, de Addí, de Kosam, de Elmadam, de Er, de Jesús, de Eliézer, de Yorim, de Matat, de Leví, de Simeón, de Judá, de José, de Yonam, de Eliakim, de Meleá, de Menná, de Matatá, de Natam, de David, de Jesé, de Yobed, de Booz, de Sala, de Naassón, de Aminadab, de Admín, de Arní, de Esrom, de Farés, de Judá, de Jacob, de Isaac, de Abraham, de Taré, de Nacor, de Serukh, de Ragáu, de Falek, de Éber, de Sala, de Kainam, de Arfaxad, de Sem, de Noé, de Lamek, de Matusalén, de Henok, de Yáret, de Maleleel, de Kainam, de Enós, de Set, éste de Adán, hijo de Dios y del barro. Dios no tuvo padre, ni Jesús hijos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine