Así lo veo

La Glorieta y el SMS

16.12.2015 | 04:00
Pity Alarcón

El refranero español es inmensamente rico en expresiones populares. Podríamos decir que hay un refrán para cada situación que vivimos. Refranes o dichos que encierran, normalmente con una gran carga de ironía, una moraleja, un consejo y, en la mayoría de los casos, una gran verdad, como ese que dice «entre todos lo mataron y él solo se murió» y que los expertos definen así: «En ocasiones se achaca a una sola persona o a una única causa el daño producido por muchas, un daño que ya no se puede remediar. Se emplea cuando nadie desea asumir la parte que le corresponde de responsabilidad de algún suceso infausto, en cuyo resultado han contribuido varios factores».

Y en eso estamos con el consultorio de Zeneta, donde están interviniendo varios factores y, que mientras éstos no se aclaren, los profesionales que trabajan en ese centro no saben a qué atenerse, y los enfermos van de la ceca a la meca a causa de la confusión creada por unos y otros, Ayuntamiento de Murcia y Servicio Murciano de Salud, SMS, y un curioso personaje, el pedáneo de Zeneta, quien al parecer tiene potestad para hacer y deshacer.

Les cuento: Hace unos días los profesionales del consultorio de Zeneta habían dispuesto todo para realizar la mudanza que les habría de llevar a un nuevo ambulatorio que el SMS tenia previsto poner en marcha el pasado lunes. Un ambulatorio que llevan esperando años y que viene a subsanar las muchas dificultades que los sanitarios se encuentran en el que han venido desarrollando su labor hasta ahora. Pero que si quieres, porque, al parecer, dicho pedaneo, Salvador Cánovas, del PP, puede deshacer tanto que en fechas recientes se plantó en el viejo consultorio para exigir la paralización del traslado a las nuevas instalaciones dejando al personal sorprendido y estupefacto y ahí anda el coordinador de la zona de salud de Alquerías, al que pertenece Zeneta, Miguel Ángel Rodríguez, manifestando su asombro por los medios de comunicación para ver si alguien decide tomar cartas en el asunto y solucionar, de una vez por todas, el problema que se ha presentado a los profesionales y a los muchos pacientes que no saben qué han de hacer: «El pedáneo llegó y con muy malos modos nos ha dicho que no había mudanza porque lo decía él». «Nos dejó con todo embalado y con los ordenadores desenchufados». «Hay cuarenta niños citados para vacunar, pero el material de enfermería está ya en las cajas para el traslado».

Alguien se preguntará quién es un pedáneo para interferir en estos temas, y yo también me lo pregunto, porque la Ley 6/1988, de 25 de agosto, de Régimen Local de la Región de Murcia, publicado en el BOE el 8 de mayo del mismo año en el enunciado de la sección quinta que habla de las atribuciones de los alcaldes de barrio, pedanías y diputaciones, en su artículo 38, no hay nada que la autorice a esas decisiones. El apartado D viene a decir que «ha de informar a los vecinos sobre las normas, acuerdos y demás actuaciones municipales que les afecten», pero al parecer, él extralimitó sus funciones, o no. O solamente cumplió las órdenes del concejal de Salud del ayuntamiento de Murcia, Felipe Coello, porque hemos de aclarar que a diferencia de los centros de salud, que dependen directamente del SMS, los consultorios son edificios de propiedad municipal, en los que Sanidad se encarga de prestar el servicio.

Según Felipe Coello «le dijimos al Servicio Murciano de Salud que el nuevo consultorio ya estaba listo, pero que tenían que avisarnos porque hay detalles de última hora que había que terminar». Y mientras, el secretario de la consejería de Sanidad, Martín Quiñonero „que no quiere líos„ dice que «nosotros lo tenemos todo preparado, así que cuando diga el Ayuntamiento se abrirá». ¿En una Comunidad tan pequeña como Murcia es tan difícil que se coordinen las distintas Administraciones para que el ciudadano no se vea perjudicado? Ya digo, entre todos lo mataron?.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine