Por si encaja

El extravío

16.12.2015 | 04:00
Francisco Esquivel

Pásmense. El denostado debate bipolar tuvo más seguimiento que el innovador a cuatro. Cómo somos. Hombre, en algo habrá influido la llamarada agitada con el primero para impulsar el share este, pero el caso es que los muertos del bipartidismo gozan aún. Afirmar que gozan de buena salud sería decir demasiado viendo al presicandidato venirse abajo de la manera que se vino cuando podía haber dejado sentado que la nómina de corrompidos anda lejos del partido. Tanto como que el penúltimo con el certificado de aprovechao parase por la India. Eso sí, nada menos que al frente de la embajada hasta hace dos días por lo que ni el viajado Margallo ha podido evitar que al ámbito que maneja le coja de lleno la gran ola de impudicia. No obstante, sí ha logrado que Arístegui salga por la puerta de atrás, mientras que al aparato de Rajoy está costándole lo suyo que el diputado y número dos en la lista de Segovia desaparezca, lo que confirma que por esos lares es muy difícil terminar con el cochinillo.

¿Cómo es posible que vuelva a presentarse Mariano en estas condiciones?, se preguntan no pocos pobladores. Pues por la misma razón que en el 93 y en el 96 lo hizo Felipe. Porque para los gobernantes no parece estar hecho calibrar el desgaste que arrastran. Por muy estadista que se sea, no es fácil reconocer que te has convertido en un tapón. Y eso que, en comparación con el referente socialista... de puertas giratorias también, el presidente posiblemente más corto de la historia „me refiero a que igual se queda en solo una toma„ no cuenta con el carisma ni con la edad de aquél entonces ni con la época, que hoy es de armas tomar. De lo que está repleto Madrid es de carteles de Soraya, pero el pepé confía en que, con la pasada que además se pegó Sánchez, voten al suyo incluso por lástima.

Así vamos de estimulados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine