Chispazos

Guerras

02.12.2015 | 04:00
Joaquín Sánchez

Todos hemos escuchado que si los hijos de los gobernantes fueran a la guerra, habría muy pocos conflictos en el mundo y creo que la frase es certera. Las mentiras sobre la guerra adquieren un tinte dramático porque se invocan la paz, la justicia y la paz cuando realmente son por causa de los recursos naturales y de controles geoestratégicos. Muchos gobernantes tienen acciones en la industria de armas. Ganan muchísimo dinero a cambio de sangre y fuego. Sufren la guerra los inocentes, los civiles, como ocurre en Siria, como ha ocurrido en París, en Madrid, en Afganistán€ Lo vuelvo a repetir: de cada cien muertos en los conflictos bélicos, 99 son civiles. Hoy más que nunca hay que repetir la frase de Gandhi: «El camino de la paz es la propia paz».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine