Achopijo

Blas Fridei

Lo que toca el año que viene es reivindicar el Thanksgiving, darle un giro autóctono... el día de no tomar pesambre

29.11.2015 | 04:00
Yayo Delgado

Sii ha habido un triunfador en el Black Friday ha sido el amigo del puesto del mercadillo que puso su cartelico Blas Fridei en un alarde que pone de manifiesto que el marketing que brota del vendedor de trinchera, el de toda la vida, es tan efectivo como el que idean estudiosos y gurús. ¿A quién no le ha llegado la fotico por whatsapp? Lleva años tonteando lo del Black Friday, hermano pequeño de Halloween, pero este ha sido ya la confirmación de que ha llegado para quedarse.

En esto hemos sido más americanos incluso que los propios americanos, y mira que es raruno, pero hemos reexportado primero el jolgorio de las compras y la temporada navideña en noviembre, que comernos una cenaca de pavo entre amigos y familia el jueves anterior. Esto es, aquí ni el de la camisa celebra Acción de Gracias, el Thanksgiving de trinchar el pavo, pero al día siguiente, el de la camisa y todos sus amigos están como locos dándole al Blas Fridei.

El compreteo vence al condumio, y esto, señores amigos de Achopijo, es algo inconcebible.
La cosa es que lo del Blas Fridei es más modernico, que como el día después del pavo es fiesta, los americanos aprovechan para hacer las compricas de Navidad, que ya está ahí mismo. Esto es lo que nos ha engatusado€ que llevamos décadas anunciando turrones en noviembre, dicen que algún año, incluso en octubre, así que era cuestión de que encajaran las piezas del puzzle, y este año de la recuperación hemos puesto la guinda, pero no al pavo, por desgracia. Porque menudos pavos se cocinan con rellenos y salsicas€

Decía yo lo de reexportar, si han estado atentos, porque vamos a ponerle ñoras al mismo pavo, los primeros que hicieron lo de Acción de Gracias en Florida, allá por los albores del siglo XVI fueron unos españoles. En San Agustín, nada menos. Igual hasta fue un murciano, acho, que no te extrañe, porque la cosa se hace este mes para dar gracias a Dios por las buenas cosechas. Si es que al final es todo tener agüica para el huerto.

Con esto quiero decir que sí, que hemos adoptado el Blas Fridei, pero hemos errado el tiro, amigos. Lo que toca el año que viene es reivindicar el Thanksgiving, darle un giro autóctono por un preciosísimo Gracias Arrixaca, nuestra patrona antaño los tiempos, y prepararnos un guiso de pavo y habichuelas con vino de Bullas para darle gracias a la Señora de Murcia por los cultivos de la que todavía hoy, tantos siglos después, sigue siendo la huerta de Europa.

Hayan sido buenos, o malos, que para eso usamos un mítico naming murcianico: «El día de no tomar pesambre» € Y ojo, que nos sale la broma más baratica. Qué me dicen, ¿cambiamos el Blas Fridei por el No tomes pesambre? El día de no tomar pesambre. El día del Quitapesares€ Anda que no es marca Murcia€ Vale.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine