Verderías

Marchando con el clima

En Murcia también habrá una Marcha por el Clima, desde la Redonda a las doce del mediodía

27.11.2015 | 04:00
Herminio Picazo

En muy pocos días comienza la trascendente Cumbre del Clima que reunirá en París a una impresionante colección de jefes de Gobierno y representantes del máximo nivel de la casi totalidad de países del planeta. El calentamiento global está en el punto de mira de esta reunión de la que muchos esperamos, aunque confiando en no pasarnos de ingenuos, que sirva para dar pasos de verdad hacia la meta de frenar el cambio climático.

Será difícil, no lo duden. El objetivo declarado de la conferencia es alcanzar un acuerdo que permita mantener el aumento de la temperatura media del planeta por debajo de los 2ºC a finales del siglo XXI. Así dicho el objetivo no parece demasiado ambicioso y, si embargo, de conseguirse resultaría una verdadera revolución en los planteamientos con que las personas nos relacionamos con el planeta.

Porque en cualquier caso, se pongan como se pongan los más ecoreticentes o estorben lo que estorben las grandes corporaciones o los países más remolones, será imposible alcanzar este objetivo si no se produce un verdadero cambio global de modelo económico que, al menos, afecte a todo lo que se refiera a la producción y el consumo de energía.

Un día antes de la reunión de París centenares de ciudades de todo el mundo verán cómo millones de personas salen a la calle en las Marchas por el Clima. Serán grandes actos de la sociedad civil convocados para este domingo por una pléyade de organizaciones y entidades. En Murcia también ocurrirá, desde la Redonda a las doce del mediodía. Y en todas partes esta movilización ciudadana será la primera y mayor victoria de la Cumbre del Clima, concluya como concluya la reunión oficial.

En estos meses previos a la conferencia de París están corriendo ríos de tinta sobre las causas y las consecuencias del cambio climático. Abruma y es imposible de resumir. Por eso yo quisiera quedarme ahora sólo con un punto de vista que se abre paso cada vez más entre toda esta barahúnda de informaciones y planteamientos y que además en Murcia está publicitando la Asociación Nueva Cultura del Clima, convocante de la edición local de la Marcha.

Igual es una óptica demasiado ´buenrollista´, pero a mí me resulta sugerente. Se trata de que hay que transicionar hacia una nueva forma de ver la lucha contra el cambio climático no tanto como una batalla reactiva que o se gana o morimos todos, sino como una verdadera oportunidad de empezar a construir un modelo económico más eficaz y una forma de hacer las cosas más sensata que contribuya a configurar una sociedad más sostenible, próspera y equitativa.

Los cambios de modelo que traerían menos riesgos de que el calentamiento global resultara imparable traerían también una multitud de pequeños y grandes beneficios de los que todos seríamos beneficiarios. No es fácil explicar en poco espacio cómo funciona esto, pero sólo piensen en un mero ejemplo. ¿No les parece una buena idea global detener las causas climáticas de fondo que impulsan las crisis migratorias?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine