Tu vaso lleno

Pedir ayuda es valentía

26.11.2015 | 09:10
Yván Conejero

Habitualmente nos gusta decir y sentir que somos autosuficientes y que no tenemos por qué pedir ayuda a nadie cuando nos encontramos con el agua al cuello; somos capaces de ahogarnos con tal de que nadie vea que alguien nos acerca un flotador para salvarnos.

Eso ocurre porque tenemos la creencia, generalizada, de que el apoyarnos en otros, o el pedir ayuda cuando la necesitamos, lleva implícita una actitud de debilidad o de cobardía. Y por muchas veces que nos veamos en situaciones extremas, siempre acabamos por auto-convencernos de que es lo mejor. Eso ocurre por determinadas circunstancias; ya sea, como hemos dicho, por no parecer débiles, por no querer ´molestar´ contando nuestros problemas, o pensar constantemente que somos capaces de salir en solitario de complicadas situaciones. Y sí; he dicho siempre que por mucho que te empujen, si no comienzas tú a caminar, se hace muy complicado. Ahora bien; a veces es necesario recurrir a esas personas que te dan el empujón; profesionales de todo tipo que tienen más experiencia, más facultades, más preparación que nosotros y que con su punto de vista harán que tu percepción pueda cambiar, a mejor.

¿O es que no vamos al médico cuando lo necesitamos? ¿O al fisioterapeuta cuando tenemos un dolor muscular? ¿Tan malo es acudir al psicólogo o al coach cuando estamos pasando por un bache emocional? En nuestro país, el acudir a este tipo de profesionales todavía no está muy bien visto, es más, pocas personas que reciben la ayuda de estos, lo cuentan. ¿Por qué?

La salud emocional es un término que poco a poco se va abriendo paso en nuestra vida; al igual que cualquier parte de nuestro cuerpo que debemos cuidar continuamente, nuestra mente debe estar saludable para que emocionalmente sigamos en el equilibrio necesario para afrontar los desafíos de la vida. Un bienestar psicológico general te va a ayudar muchísimo.

Por todo lo comentado, pienso que esas personas que piden ayuda a profesionales para sentirse mejor, para cambiar su forma de ver la vida, o simplemente para sentir ese empujón del que antes hablábamos€ son personas con coraje dispuestas a enfrentarse a sí mismas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine