La vida en un post-it

Santos

30.10.2015 | 04:00
Santos

Siempre que salgo de viaje y visito otras ciudades me gusta entrar en las iglesias y contemplar el arte que en ellas se guarda. Tengo la manía de examinar cada Santo que veo. Soy de Murcia y aquí, gracias a Salzillo y su escuela, disfrutamos de los santos más hermosos de toda la Cristiandad. Por ello no entiendo cómo en algunos lugares pueden exhibir y profesarle devoción a un San Antonio que tiene la misma cara que el feo de los Hermanos Calatrava; o un Cristo en la cruz que recuerda al Fari con barba y taparrabos. ¡Qué diferentes a los santos de Murcia! Reconozco que hasta yo, que no soy creyente, cada vez que me planto ante El Ángel de la Oración del Huerto me dan ganas de arrodillarme y rezarle un Padrenuestro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine