Opinando entre lobos

¿Pili otra vez? No por Dios

24.10.2015 | 04:00

Está visto que mi Pili y yo no podemos vivir el uno sin el otro.

Ella perdió la alcaldía y este servidor, que la adoraba, perdió la musa que le inspiraba sus artículos. Pilar, esa política amiga de José Antonio Alonso, el de la 'Púnica, se resiste a abandonar la política y quiere que la pongan en las listas al Congreso de los Diputados pero en puestos de salida, como mínimo en el dos, porque el tres está más que dudoso, y como sigan las cosas por el PP como van, veremos a ver si sale hasta el dos.

Yo le aconsejaría que pidiese el uno, que es el único puesto seguro que sale, pero claro, en el número 'one' no es de extrañar que Rajoy ponga a un paracaidista, aunque pensándolo bien, que mayor paracaidista que mi Pili, que ya no tiene nada por aquí.

Oye, pensándolo bien, ¡que mala es la gente!, ¿verdad Pili?, vamos, el daño que le hará a la plebe, que tanto miraba ella desde su altura levitatoria, que se vuelva a presentar por Cartagena al Congreso de los Diputados?, ¡qué injusta es la gente!, con lo amiga que es ella de sus amigos, que hasta les deja la tarjeta de la autopista. Pues sí, la gente de su propio partido no la quiere y tienen toda la razón.

Con 20 años de Pilarismo y en una total decadencia, ponerla en las listas por Cartagena, además de perder votos, es darle un bofetón a todos los peperos del Ayuntamiento que están luchando para que le quiten el apodo de pilaristas y les pongan el de espejeros, que eso ya es otra cosa.

Paco Espejo es un buen hombre, trabajador, político al que le falta cuajar, al que le tocó vivir unos momentos muy complicados. Por un lado, quería despegarse de mi Pili, pero por otro no tenía más remedio que estar a su lado y calladito ¡como pa' replicarle a la mandamasa!, porque se quedaba fuera de la lista?, y había que comer.

Espejo, cuando se curta como político, se rodee de mejores asesores y forme un grupo compacto y suyo propio, comenzará a tener posibilidades de poder volver a la poltrona, pero como le vuelvan a poner a mi Pili, y tenga que salir pidiendo el voto para ella, no vuelve al Ayuntamiento en los próximos tres lustros, si es que vuelve.

¡Oye!, es que no hay forma de librarse de ésta política, ¿verdad, Paco?, es que es como si te persiguiese, anda que menuda cruz tienes en tu partido.

Con un PP nacional que está para salir corriendo llevando todos sus diputados un tufo diarréico en la bolsa del pantalón, habiéndose enterado de las intenciones de voto de los castigados españoles. Con un PP regional, que aunque está haciendo un buen Gobierno, le crecen los imputados y ya se vislumbra en el horizonte el cambio de Ejecutivo, sin nadie que pueda relevar con garantías a Pedro Antonio, al que le reconozco que está haciendo una buena labor y es una pena que el pasado lo destruya, pero la política y la trasparencia es así.

Que pena que obligara a Bernabé a renunciar a su acta de diputado, porque sería el sucesor natural y un buen Presidente. Difícil recambio. Hay quienes dicen que el palacio de San Esteban empieza a oler a rosas?, las de Tovar.

Pero tranquilos, que todo dependerá de lo que pase en las elecciones generales, hasta entonces sería una imprudencia?, aunque con Miguelín de por medio, todo puede pasar. Que sí, que con Miguel Sánchez nadie sabe a que atenerse, hoy el Gobierno se levanta reyezuelo y se acuesta peón?, así, tan natural.

Aunque, como dice mi amigo el Mardy, tiene su lado divertido, pues cuando estás delante de uno de ellos y te habla con esa superioridad cargada de sapiencia, como si uno fuese una insignificancia, antes te abrumabas ante el pontificado verborréico político y ahora te descojonas, pensando mientras le sonríes y asientes con la cabeza? ¿estará éste en el puesto mañana?? Pobrecicos, eso sí que es vivir al día.

Volviendo a Cartagena, ¡por favor!, señores peperos, ¿mi Pili otra vez?..., no por Dios, no nos castiguen con su vuelta a los ruedos políticos, ¡déjennos tranquilos!, que nosotros los cartageneros ya la hemos sufrido veinte años?, ahora mándenla a otro puesto y que políticamente la sufran otros?, que así la cosa quizás sea mas soportable para todos y mas beneficiosa para el Partido Popular.
¡Uf!, pero qué pesadilla. Pilar Barreiro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine