La vida en un post-it

Tatuaje

22.10.2015 | 04:00
Tatuaje

Menos mal que no se me ocurrió hacerme un tatuaje en mis años mozos. Cada vez que paseo por la playa y veo a alguien de cierta edad con un dibujo grabado en la piel, doy gracias por mi indecisión de entonces. En alguna espalda ya ajada por el tiempo, contemplo tatuado lo que en su día debió ser una majestuosa ave, convertida ahora en un decadente y arrugado aguilucho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine