Opinando entre lobos

Entre gruñidos

21.10.2015 | 04:00
Entre gruñidos

Transparencia. Hay que ver como se pasan estos políticos de nuestros pesares. Primero, no nos dan una jodida explicación de nada de lo que hacen y ganan, porque de lo que piensan bien que lo cacarean, aunque nunca lo cumplan, y segundo, pasan de la más enmohecida oscuridad al foco de luz en los ojos para dejarnos ciegos con tanta transparencia.

Publicar las nóminas de una parte de los funcionarios, con todo lujo de detalles, pensando que la plebe les reconocerá su esfuerzo en aras de la transparencia, es una muestra más de que a nuestros políticos la sesera no les carbura del todo bien.

Vamos a ver, lo que la plebe quiere saber, no es que los funcionarios Miguel, Juan o María Ángeles ganen 1.150 euros al mes, que no, que no se enteran€; bueno, sí se enteran, pero se hacen los tontos, cosa que no les cuesta esfuerzo alguno.

Los que levitan se creen que publicando la mierda de sueldo que ganan los funcionarios de base la gente los va a subir a un pedestal, y ni mucho menos.

Señores políticos, lo que las masas quieren saber es cuantos cuartos al mes se meten ustedes en la zamarra, pero sumando salarios, dietas, planes de pensiones, complementos salariales que paga el partido, complementos sanitarios, privilegios, dádivas, taxis, comidas, por asistir a comisiones, por ir a los pueblos, por los mítines, por la docencia, por los asesoramientos, por las cajas de puros y por dejarse invitar a tomar un café. Eso sí hay que publicarlo, eso sí es transparencia, pero sacarle a los cuatro vientos lo que gana Mari la hija de la Maruja, Luisa la hija del Perete o Antonio, el cuñao del Forraje, pues qué les voy a decir, ¡que es una sinvergonzonería!

A ver si tienen lereles a publicar lo que ganan los médicos y los maestros. ¿Qué sí? ¿Qué los van a publicar?... ¡Padre, no los perdones que sí saben lo que hacen! porque los funcionarios tampoco lo harán.

Imputación. La gente se puede poner como quiera, pero tampoco es para tanto lo de Fina Marín, la alcaldesa de Torre Pacheco. A la pobre se la quieren cepillar por un contratillo que parece una irregularidad administrativa, pero ella no ha robado, no ha tenido tarjeta black, no se ha apuntado dietas irregulares, no ha urbanizado terrenos protegidos, no ha pagado obras sin terminar, no ha atentado contra el medio ambiente y, que se sepa, no ha cogido sobres con estampitas. Otra cosa es que por medio de esa contratación irregular haya un trasfondo no demasiado claro de tapar algunas cosillas de su anterior, y lo digo, no porque las haya, sino porque el cargo de interventor es muy delicado; al fin y al cabo es que quien fiscaliza y controla la legalidad de las actuaciones que mueven el dinero público. Un interventor dependiente, a dedo, no es lo mismo que uno independiente, por oposición.

De todas maneras, ¿qué pasa si dimite? Tampoco es para tanto. Hace dos días estaba en su casa, pues que se vuelva y en paz, que de donde sale un imprescindible entra otro mejor, y más en política, que es donde más bajos coeficientes se concentran por pesebre.

De todo esto lo llamativo es la mediación de Alberto Garre con la alcaldesa para salvar una situación que le afecta directamente a Pedro Antonio; vamos, tiene narices la cosa, el que parece que quiere tener la cabeza de Pedro Antonio como Herodes la de San Juan, ¡actuando de defensor de la causa! Casi ná, Fina y Alberto ya deben estar entendidos, «¡nena, tú aguanta, que el que se va a ir es el Pedro Antonio!»€ Como si lo viera. Cuántas vueltas da el molino de Garre€ ¡Ay! Pedro Antonio, si es Alberto el que te tiene que salvar el tipo date por...

Campaña electoral. Tengo un amigo que está ofendidísimo con el PSOE de Pedro el guapo. Él siempre ha votado a los socialistas, pero esta vez dice que el voto se lo va a dar a Podemos, que es el único partido serio que conoce, pues aunque los podemitas que hay por todos lados no le gustan, otra cosa es Pablín Iglesias.

Y dice que va a cambiar su voto, no porque quiten ya de una vez la Religión como asignatura obligatoria, que mira que está hundiendo notas medias de buenos estudiantes, ni porque alarguen los estudios hasta los 18 años que eso está muy bien, ni porque eliminen la dictatorial ´ley mordaza´, ni porque negocie con los catalanes, ni porque€ No, por nada de eso dejaría de votar al PSOE de sus amores€ pero que lo de cerrar todos los burdeles, ¡hasta ahí llegáramos! dice mi amigo; vamos, menuda ocurrencia: Rajoy nos ha dejado sin un chavo y ahora los socialistas sin el ratico de arrumaco, cubata y casquete... Chsss, ¡eh! querido lector, que es él el que lo dice, no un servidor. Quede claro.

Nervios. Si alguno de ustedes padece de los nervios y tiene que tomar algún lorazepan, vaya haciendo acopio de esta medicación, y de algún valium además, porque ya empiezan a escasear en las farmacias.

Desde que las encuestas han dicho que el PP en el Congreso de los Diputados va a perder más de cincuenta escaños, incluso el Gobierno con tanto cargo a dedo, debe de haber un nerviosismo colectivo entre los buenos diputados y entre los lamedores profesionales de ojetes, con una maraña de traiciones y puñalás traperas, que no debe dejar vivir a ninguno de los candidatos a continuar y/o entrar en el pesebre.

Digo yo que a lo mejor no, que cómo no va a estar nerviosa mi Pilar Barreiro, a la que ya no le queda más empleo que ser diputada o la esperanza de que luego la coloquen si ganan los suyos, que dudosa está la cosa. O el altivo Andrés Ayala, hombre de estirada figura y proceder, que tendría que volver a la arena de donde salió, ¡después de tantos años a cinco centímetros del suelo! O Jaime García Legaz, que nunca se las vio mejor que ahora, pero que sabe que estos tiempos de gloria jamás volverá a vivirlos. ¡Ay!, y que será a partir de ahora del cafetero de los miles de euros por consejo, Pujalte, y que será de€, ¡oye! mira, el que se quede fuera del boato, coche oficial, chiringuito, buen sueldo, pelotillas y demás prebendas, ¡que se joda! que nosotros hace mucho tiempo que lo estamos y no pasa ná.
¡Qué gusto nos va a dar volver a veros entre nosotros!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine