Chispazos

Perfiles

15.10.2015 | 04:00
Fernando Martínez Serrano

UNO. Ha tenido y tiene en la vida mucho más de lo que merece pero se siente infravalorado. Busca el protagonismo fácil arremetiendo contra los suyos desde la peor deslealtad. Es un ridículo ególatra rencoroso. La frustración y el odio seguirán devorando a este líder meñique en su inmensa pequeñez hasta consumirlo.

DOS. Su vida experimentó un cambio radical, un giro copernicano. Pizpireta, nerviosa, con conatos de rebeldía pero sometida al más estricto protocolo. Vive tras una pantalla de rayos X, se sabe observada por dentro y, sobre todo, por fuera. Hace cambios en pos de una imagen estable; hará bien en conseguirla y aquietarse porque su rol, aunque teóricamente es vitalicio, hay que defenderlo día a día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine