Chispazos

Delta

15.10.2015 | 04:00
Mercedes Esparcia

Debo ser una de las pocas personas de por aquí que ha visitado en alguna ocasión el Parque Natural del Delta del Ebro. Les diré: es un paraíso. Extensos arrozales, aves acuáticas, caminos rurales entre lagos y humedales, pasarelas y miradores de madera, pueblos pequeños, playas magníficas€ y muy poca construcción. Hay incluso una manga en la parte sur que no tiene más que un camino de arena pisada en el centro y nada, absolutamente nada, a ambos lados. Como nuestra Manga cuando era un territorio salvaje. En alguna pared, un cartel que dice «no al transvasement». ¿Quién querría poner en peligro un patrimonio así?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine