Chispazos

Carmona

14.10.2015 | 04:00
Carmona

Carmona, el súper listo y, ante todo, profesor guay, quien pasó de ser más chulo que un ocho antes de mayo a diligente y hábil conductor del órgano de Carmena en el ayuntamiento de Madrid sin perder esa sobrada sonrisa de ganador, de as de la palabra y de quien milita en el mejor de los partidos políticos posibles, no descarta entrar, más allá de su rol conductor, en el gobierno municipal de Madrid como el más grande (y chulo) de los concejales habidos y por haber, al tiempo que propina al Señor de la Coleta lo que se merece en día glorioso de la Hispanidad. Todo pudiera suceder, todo es posible (como en Granada). Con Podemos y sin Podemos, Carmona con Carmena, aunque aquél se vista de seda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine