Segregación

05.10.2015 | 00:22
Pepe Monteserín

Vivo en un primero, en un edificio de siete alturas y doscientas viviendas; apenas uso el ascensor, tampoco lo usan los diez vecinos de esta planta, construida históricamente la primera del bloque y sustento del resto; la escritura de división horizontal nos adjudicó en su día el mismo coeficiente de participación en los gastos, por metro cuadrado, que el resto de los pisos, sin tener en cuenta nuestro hecho diferencial susodicho. Tras años de infructuosos pleitos para que las distintas directivas rebajasen nuestros coeficientes, los vecinos del primero, algunos en régimen de alquiler, por seis votos a favor hemos decidido desgajar toda la planta del resto de la estructura y constituir nuestra propia comunidad horizontal, sin perjuicio de seguir aprovechando las acometidas generales, el sótano y la portería, y pasar a regirnos por una junta coral donde los que votamos sí llevaremos la voz cantante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine