Tribuna Libre

En éstas estamos

04.10.2015 | 04:00
Joaquín Contreras

Vaya por delante que nosotros vamos a seguir luchando, nos guía el bien común expresado en el cumplimiento de la legalidad que la Fiscalía y el propio informe del Ayuntamiento de Murcia reconoce que debería ser reivindicada. Cumplimiento de la Ley que ha sido hurtado a través de una operación bien orquestada en la que lo único que sorprende es la firma de los Colegios Profesionales a un manifiesto que pretendía, y ha conseguido, que no se inicien los trámites de paralización de una obra en superficie para la que se cuentan con informes de los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento, así como de la Fiscalía de Medio Ambiente de la Comunidad Autónoma de Murcia. Una locura.

A lo largo de estos años la Plataforma Pro-Soterramiento pedimos que exista un proyecto de soterramiento en fase I que contemple la llegada a la estación de El Carmen a cota „8 metros, oponiéndonos a un proyecto que contempla la llegada de la alta velocidad en superficie. Jamás nos hemos opuesto a las fases; sólo pedimos que la primera fase asegure obligatoriamente el soterramiento de la estación de El Carmen. El actual pacto PP-C´s, sin compromiso de Fomento, que todavía tiene que negociar el Delegado del Gobierno con Madrid, supone reconocer la posible ilegalidad de la obra; ahora piden hacer un modificado que reconoce implícitamente la existenica de una ilegalidad latente, lo que no deja en muy buen lugar a los Colegios Profesionales, como han señalado los propios colegiados que deben visar la legalidad de los proyectos o que llevan en su divisa cumplir la Ley.

De todos modos, gracias por reconocer los visos de ilegalidad y pedir un modificado; por un lado nos hacen un inmenso favor, y por otro abren, una vez más, un hueco en su credibilidad que no culminará mientras no se paralicen las obras en curso y éstas se sometan al imperio de la Ley.

El último capítulo de esta historia comenzó en julio de 2012, cuando se planteó la llegada del AVE en superficie. Dos años después, hartos de no ver voluntad política en nuestros Gobiernos, fuimos a la Fiscalía con informes que luego pasamos a la Consejería. La Fiscalía abrió primeramente una causa penal, que luego se convirtió en un contencioso administrativo que ya cuenta con una solicitud de paralización de la obra. Estas obras además incluían un puente en la Senda de Los Garres que, tras ser construido, debería ser derribado para realizar el soterramiento previsto, tras la llegada en superficie a la ciudad de Murcia. Una obra que, incluso para los técnicos de Adif, tenía importantes problemas y bastantes visos de poder ser paralizada porque nadie quería estampar su firma, llegando a recomendar a los expropiados que no tocaran el dinero que Adif ponía a su disposición (¡hasta el día de la fecha dicha obra no ha sido publicada en el BOE!)

Ante el avance de las investigaciones con objeto de dar visos de legalidad a una cuestión viciada de origen, se organizaron diversas reuniones, la última el pasado 30 de julio, en la Sociedad Murcia Alta Velocidad, que pretendió legalizar la situación, englobando una obra licitada contrariamente a la addenda firmada en julio de 2012 que planteaba una llegada soterrada y que ahora lo hacía en superficie. El resultado, un punto 3 para intentar evitar la responsabilidad jurídica en aquella reunión, y un intento de vender fases que ni siquiera estaban redactadas para justificar una obra con serios indicios de ser ilegal, dado que era de integración urbana, pues sólo así se justificaba que se ajustara a un Convenio de 2006 que se incumple. Otra sombra más.

Sin embargo, puede deducirse por su reciente firma con el PP, que lo que enfadó al concejal de C´s Mario Gómez, quien solicitó en moción de urgencia en el Pleno del Ayuntamiento de 31 de julio, fue el trato dispensado en el ministerio, y no las formas legales, ni el incumplimiento de los acuerdos de los plenos de julio; opciones que estaban siendo evitadas por el alcalde Ballesta desde el pleno anterior, algunas tan sencillas como la revisión de oficio del proyecto.

Al mismo tiempo, en la Asamblea Regional, tras muchas discusiones se introducía en los últimos días de julio una moción sobre la necesidad de estudiar y solicitar la revisión de oficio y paralización de una obra posiblemente ilegal a tenor de la Fiscalía, que continuaba sus investigaciones, y de los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento, que debería ser discutida este septiembre y que tal vez quede paralizada por el pacto PP-C´s.
Mientras tanto, la tensión manifestada en Cataluña se ha traducido en un abandono de las inversiones del Corredor Mediterráneo. El PP murciano en colaboración con el del Almería comenzó entonces una operación de marketing que en principio pensábamos que estaba concebida en clave regional, pero que en realidad era nacional.

El PP nacional había decidido evitar todas las inversiones en el sur peninsular para desplazarlas al Corredor Central, lo que dejaba a Murcia en un segundo plano. De este modo peligraba no sólo la conexión con Andalucía, sino también las Cercanías a Lorca-Águilas, que con la llegada del AVE en superficie quedaban en un andén aparte separada e inconexa de las Cercanías a Alicante, primadas y potenciadas por Fomento.
La cuestión era cómo desviar la atención con el concurso de algunos ilustrados. Se optó entonces por recurrir a lo ya empleado con éxito, el «Agua para todos». Movilizar a través de un eslogan fácil que permitiera vender el triunfo en unas elecciones con una palabra totémica, el ¡Ave Ya!, soslayando y abandonando de Corredor de Mercancías.

Así pues, dos millones de viajeros aproximados que usan los cercanías de Lorca o los media distancia de Cartagena quedaron olvidados, con trenes obsoletos que no sólo llegan tarde, sino que se queman, y que dadas las actuaciones del PP corren peligro si se consolida la llegada en superficie sin continuidad con un andén aparte para los cercanías a Lorca/Águilas. Algo por la que pasaron de largo tanto los Colegios Profesionales como la patronal, centrados en las necesidades de sus ejecutivos y de la ciudad de Murcia, pero no en los de las Región, olvidando demandar lo que es necesario para una comunidad exportadora como la nuestra.

Para nosotros el soterramiento va unido a una acciones paralelas necesarias: una circunvalación de mercancías de la que nadie habla, necesaria también para Alcantarilla, en cuyo Ayuntamiento esta Plataforma logró introducir una moción que, sin embargo, anda paralizada; una conexión con Cartagena, asegurar los cercanías de Lorca a través de la conexión con Andalucía y la tan llevada y traída variante de Camarillas, que vamos a pagar nosotros, los murcianos.

Jamás nos opusimos al AVE, pues nuestro interés se centra en que soterren las vías tal y como se pactó en 2006. En un acuerdo que ahora se incumple pues, por mucho que lo quieran ocultar, el tren llega en superficie, con el mismo proyecto al que ahora habrá que hacerle un modificado, para que empiece por el principio, y no se construya un puente, sin la aquiescencia de Fomento, ni la explicación de cómo se va a hacer tal cosa con una obra adjudicada, pero sin publicar en el BOE, cuya única referencia en el referido pacto PP-C´s es un curioso dibujo a mano en la parte trasera el acuerdo. En éstas estamos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine