Por si encaja

Los otros

27.09.2015 | 04:00
Los otros

Anoche se pegó Iceta el último baile de campaña. Ha sido reconfortante seguir cómo se tomaba las contínuas alusiones a lo suyo de donde ha salido reforzado en contraposición al peso de la formación que representa, aquella que no solo dirigió los designios del embarque catalán sino que estaba llamada a ser clave a la hora de tender puentes ya que, desde la municipalidad con el amparo de los restantes ámbitos, abrió puertas al mar subidos a lomos de una Barcelona olímpica. La imagen del entonces príncipe Felipe abanderando la delegación y la riada de medallas nos colocó sentimentalmente más cerca que nunca.

Y, sin embargo, el espíritu del 92 se ha ido abandonando con tal afán que, entre unos y otros, han emborronado quién sabe si para los restos la posibilidad de una entente razonable. Y duele porque, desde las zonas verdaderamente desfavorecidas, se ha visto con admiración la vanguardia que Catalunya representaba mientras el patrón predominante no era excluyente. De hecho, las elecciones en las que no nos corresponde votar al resto de mendas lerendas parecen nuestras por la sencilla razón de que, tal como se ha puesto el tema, lo son.

No sé si Ocho apellidos catalanes, de la que están saliendo las primeras imágenes, debería haberse estrenado antes para desestresar o si no cuaja como la anterior puede convertirse en arma arrojadiza. Asistí a la primera parte en la plaza de Ochagavía entre quinientos lugareños y lo más guap0 fue ver de qué sí y de qué no se reían porque a los míos ya los tengo muy vistos.

Puede que a algunos les dé risa que la foto de Pep votando en el consulado español en Múnich la distribuyera Junts pel Sí cortando el mapa para que solo salga Catalunya y que otros se lo tomen muy en serio. Pero es lo que hay. Y esperemos que el Espanyol no alcance al Barça este fin de semana. Por lo que más quieran.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine