Dos veces breve

Iconocracia

13.09.2015 | 04:00
Pedro de Silva

Vamos camino de un nuevo alfabeto ideográfico, en el que, a causa de la plétora de información y de la incapacidad de procesarla, ésta se resume en iconos, como en los inicios de la escritura. La crisis de los refugiados nos deja sobre todo la foto del pequeño cadáver de Aylan, la del rostro sufriente de un refugiado adulto y la de la reportera húngara Petra Lazslo pateando a unos sirios. Con esos tres iconos, expandidos por las redes, permeados hasta el último pliegue del tejido social, tendríamos ya bastante para montar la arquitectura de un sentimiento, dar a éste un sentido moral y racionalizarlo en ideas, proporcionando el soporte de la gran asamblea global a la construcción de una política. El problema de los estados de opinión en tiempo real sobre problemas complejos es que nunca hay remedio para éstos en tiempo real, pues la realidad no responde a patrones ideográficos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine