Dos veces breve

Pánico natal

09.08.2015 | 04:00
Pedro de Silva

Las últimas previsiones de crecimiento de la población mundial ponen los pelos de punta. 1.200 millones más en 15 años, y duplicación de la población de África en un tercio de siglo. La única nación en desarrollo que parece haberse tomado en serio este asunto, crucial para el futuro humano, es la República Popular China. Quien no vea que la destrucción de especies, el acoso criminal a la naturaleza, el agotamiento de recursos, el hambre en el mundo y la avalancha migratoria no están relacionadas sólo con el modelo de producción, sino también con la falta de control de la población mundial y la presión consiguiente, es porque no quiere verlo. Es también la contradicción del buen Papa Francisco, pues no se puede respetar a la Madre Tierra, que ya es muy vieja, si la obligamos a seguir pariendo a razón de un cuarto de millón de hijos por día, y a alimentarlos con sus muy menguadas ubres.
Pánico natal

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine